Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

jueves, septiembre 21, 2006

Prólogo del Justicia de Aragón, a la obra de Marisa Azuara.

Desde Valdeande Mágico, creemos que nada mejor describe la novela historica de Marisa Azuara, que el prólogo escrito por el actual Justicia de Aragón, Don Fernando García Vicente.

PRÓLOGO AL LIBRO “JUSTICIA” DE MARISA AZUARA

Esta novela cumple con la noble misión de la literatura que a mi juicio se concreta en tres objetivos: entretener, ilustrar y generar inquietud. Leyendo la obra “Justicia” de Marisa Azuara he perdido la noción del tiempo, he aprendido sobre costumbres, palabras y personajes históricos de la época que le tocó vivir al Justicia de Aragón Juan de Lanuza “El Mozo” y no pocas veces, he sentido orgullo y al mismo tiempo una enorme responsabilidad por el hecho de ser hoy el Justicia de los aragoneses y portar el testigo que un día levantó en armas a un pueblo entero. Suerte que los tiempos han cambiado.

“Justicia” es un libro necesario, una asignatura pendiente de la literatura histórica, en mi opinión, aprobada con sobresaliente. Refleja el periodo de Las Alteraciones de 1591, el antes y el después. ¿Quién fue Antonio Pérez? ¿Qué paso tras la muerte del Justicia? ¿Qué secretos movieron la venganza de Felipe II? La autora del libro responde a estos y a otros muchos Interrogantes combinando sabiamente el rigor histórico y la ficción.

Esta es una obra de amor y muerte, de lealtad y traición, de grandezas y miserias... pero, sobre todo, es una obra de Honor... El honor humillado del Justicia, del padre y del hijo, de Martín de Lanuza y de todos los aragoneses que perdieron sus fueros, en palabras del Conde Aranda, “su alma” a manos de Felipe II.

Nos encontramos también ante una obra costumbrista por cuanto la autora describe con detalle los ambientes de la época. El barrio cristiano, la aljama mora, la judería de Zaragoza... los nobles palacios de la Lonja, Morata o Luna, la algarabía del mercado, las conspiraciones de la taberna del Portillo, los chismorreos de la calle... cuentistas, cronistas, alborotadores, meretrices, ayas, criados y curas. Un mosaico de personajes que inunda de color y de matices el libro.

“Justicia” de Marisa Azuara es una novela entretenida, vertiginosa y culta; un ejemplo de habilidad narrativa; un homenaje a la figura del Justicia de Aragón; un encuentro a cara descubierta con un periodo de la historia de Aragón sin concesiones a la autocomplacencia y una oportunidad inmejorable para descubrir a una gran escritora con quien esta Institución siempre estará en deuda.

Fernando García Vicente
Zaragoza, julio de 2006