Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

domingo, septiembre 16, 2007

El enigma de Cristóbal Colón, resuelto en Zaragoza

El enigma de Cristóbal Colón, resuelto en Zaragoza10-9-2007
Colón al descubierto. Así es. La identidad de Cristóbal Colón -ése no es su apellido de origen- está a punto de ser desvelada al mundo desde Zaragoza. Después de interminables discusiones sobre su lugar de nacimiento, sobre si era de Génova, de Cataluña, de Mallorca, de Galicia o de Portugal, resulta que era "ginovés", que su idioma natal era un castellano plagado de catalanismos y que nació en la isla de Cerdeña.
Así lo dará a conocer en breve una gran amiga y excelente escritora aragonesa que vive en Ejea de los Caballeros. Es Marisa Azuara, una mujer valiente, con coraje, atrevida, inteligente, que está a punto de descubrirnos la vida oculta del más enigmático Almirante de la Historia: Cristóbal Colón. Con paciencia, rigor y mucho esfuerzo, ha logrado encajar el complejo y disperso puzzle que conforma la vida de Colón hasta el momento en que decidió limar su apellido, para explicar: dónde nació, quién fue su familia, cuándo y por qué estudió en Pavía, quiénes fueron sus maestros y un sinfín de documentados datos que despejarán definitivamente por qué fue este hombre, y no otro, el encargado de cambiar la Historia y qué ocurrió en realidad en torno al "descubrimiento" del Nuevo Mundo.
Además, Marisa Azuara está trabajando en una serie de seis documentales y dos novelas históricas que, junto al ensayo que avalado por la editorial Amares y el grupo Comarkia, presentará en los próximos meses. Estos documentos abrirán una nueva vía de estudios a todos los amantes del primer Almirante de las Indias. Almirante que a nosotros los aragoneses nos atañe directamente, ya que (y esto es una agradable y sorprendente exclusiva que puedo ofrecerles gracias a la buena amistad que me une a Marisa Azuara) el abuelo materno de Cristóbal Colón era un importante noble aragonés que tenía su palacio en una céntrica calle de nuestra ciudad. Es más, la madre de don Cristóbal nació y vivió en Zaragoza hasta que se casó con el padre del descubridor.
Este hecho no es banal ni mucho menos, puesto que a él se debe el hecho de que el dinero y los apoyos con los que Colón contó para realizar su primer viaje a las Indias proviniesen de funcionarios de la Corona de Aragón, considerados extranjeros en Castilla, que figura como promotora oficial de la expedición. Resultará interesante comprobar las reacciones que provocan esta investigación y sus conclusiones, pero les adelanto que la documentación aportada es contundente y no deja lugar a la especulación.
Ha llegado la hora de que Aragón ocupe el lugar que le corresponde en la Historia. Marisa Azuara ha hecho un buen trabajo y ahora nos toca a los aragoneses no dejar que muera en yermo. Por eso lanzo desde aquí la idea, antes de que lo hagan otros y en otros lugares, para que nuestros gobernantes e instituciones piensen seriamente en convertir el año 2009 en el "Año de Colón en Zaragoza"; así como para que organicen por esas fechas una magna exposición en el Palacio de Sástago, razones históricas obligan, donde se muestren las pruebas y documentos que ligan a Colón con nuestra tierra.
También sería interesante convocar un congreso internacional en la ciudad a fin de que los expertos puedan debatir, ampliar y rescribir la historia, para mí ya, del italo-aragonés Cristóbal Colón. Ahora, pues, toca trabajar con el objeto de que Zaragoza, y Aragón entero, ocupen el lugar que les corresponde en los anales y para que todo el mundo respete el espacio que con tanto esfuerzo ganaron nuestros antepasados. Es de "Justicia". Por ello le pondré una vela a la Virgen del Pilar para que nos ilumine en este camino. No todos los días pasa un barco así por la puerta de nuestra casa.