Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

martes, octubre 21, 2008

Hipocampo



El hipocampo en las monedas fenicias.


Muchos valdeandinos nos hemos preguntado por el hipocampo, ese símbolo del mosaico de Ciella, y que marca el aula arqueológica de Valdeande. Pues bien, sirva como ejemplo esta moneda fenicia con sus dos principales símbolos el barco llamado gaulos y el hipocampo.

Exploraciones fenicias.
Los viajes y colonizaciones que los comerciantes fenicios llevaron a cabo durante el primer milenio antes de Cristo fueron el más importante esfuerzo exploratorio hasta ese momento. Fenicia, que se corresponde más o menos con el actual Líbano, se encontraba situada en un lugar privilegiado para el comercio tanto terrestre como marítimo, rodeada por los imperios egipcio y el de los hititas. El pueblo fenicio era un conocido productor de cristal, de un tinte color púrpura muy codiciado y de madera de cedro procedente de los bosques de Líbano. Las colonias se levantaban en ciudades-estado como las de Tiro, Sidón y Biblos. Parece ser que los navegantes fenicios fueron los primeros que se sirvieron de la Estrella Polar en sus viajes, con lo que consiguieron navegar fuera de los límites del mar Mediterráneo. El rey Salomón de Israel, en el año 950 a.C., mandó a los fenicios en una misión comercial al mar Rojo, en la que posiblemente llegaron a la costa del suroeste de la India (lugar en donde la influencia fenicia ha sido probada) y a Sri Lanka. Además, los fenicios fundaron la ciudad de Gades, en la costa atlántica de España, ciudad conocida en la actualidad como Cádiz. Hacia el año 600 a.C., como cuenta el historiador griego Herodoto, el faraón egipcio Nekó, que buscaba una solución alternativa a la de reconstruir el canal que había quedado en desuso entre el río Nilo y el mar Rojo, encargó a un grupo de fenicios que circunnavegaran África (tierra que el faraón creía que sería de un tamaño no mucho mayor que su reino), siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Con ello pretendía comprobar si podía existir una nueva ruta comercial viable. La expedición fenicia tardó tres años en circunnavegar los 36.600 kilómetros del litoral africano, y tuvo que detenerse dos veces (seguramente cerca de lo que es en la actualidad Ciudad del Cabo y Senegal) para recolectar trigo y poder continuar el viaje. El hecho de que el relato no conste en ninguna otra fuente ha llevado a muchos historiadores a considerarlo como falso. Sin embargo, la observación de Herodoto de que mientras navegaban rumbo oeste, bordeando el extremo meridional del continente, los marineros comprobaron que el sol, al mediodía, se situaba al norte (dato absolutamente correcto tratándose del hemisferio sur), parece constituir hoy día la información más auténtica del relato, aunque ni siquiera el mismo Herodoto parecía creerlo.


Después de la conquista de Tiro por Nabucodonosor en el año 573 a.C. tras un largo asedio que duró trece años, los fenicios establecieron la nueva capital en Cartago, en la costa norte de África, y a partir de entonces fijaron su atención en el oeste. Los fenicios consiguieron controlar el paso por el estrecho de Gibraltar y además descubrieron las islas de Madeira, Canarias, y Azores. Posteriormente, durante las dos expediciones que tuvieron lugar en el siglo V a.C., consiguieron llegar más lejos aún. En la primera de ellas, bajo el mando de Himilcón, los navegantes fenicios siguieron el litoral de Francia, cruzaron el canal de la Mancha y llegaron a Cornualles, lugar de donde procedía el estaño con el que los fenicios habían comerciado, como mediadores, durante años. En la segunda, Hannón condujo en un viaje al sur de la costa atlántica de África a aproximadamente unos 30.000 colonos, fundando seis colonias. Además, exploró el Senegal, los ríos de Gambia y la costa sur hasta Sierra Leona o Camerún.