Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

martes, junio 24, 2008

José Luis Martín Nogales (valdeandino saltando a la fama)




El valdeandino José Luis Martín Nogales, nieto del tío Agustín, hijo de Luis y Feli, que han vivido en la casa de la calleja del ayuntamiento, ha saltado a la fama con la publicación de su último libro "La Mujer de Roma".


Desde Valdeandemagico, queremos felicitarle por el éxito conseguido, y animarle a que siga visitando Valdeande, el pueblo que le vio nacer. Así como a todo valdeandino a disfrutar de la léctura de esta genial novela.




El pintor Diego Velázquez es el gran protagonista de La mujer de Roma, la primera novela que publica el director de la UNED en Pamplona y crítico literario de Diario de Navarra, José Luis Martín Nogales.


A pesar de su categoría como funcionario de palacio y la abundante documentación sobre su persona, en la vida de Velázquez "hay muchos claroscuros poco conocidos por la gente y eso es lo que me interesaba investigar", señaló ayer Martín Nogales.
La novela, publicada por Ediciones B, relata el hallazgo contemporáneo de una copia del cuadro La Venus del Espejo, lo que obliga al protagonista a viajar a Londres, París y Roma


para establecer la identidad de la mujer que Velázquez tomó como modelo, por la que sintió una gran pasión y que resulta pertenecer a la familia de los Médicis.

Seducido por la belleza femenina que se escondía en La Venus del espejo e intrigado por la "melancolía" de su mirada, Martín Nogales se adentra en la vida del sevillano para averiguar los claroscuros y las "contradicciones" del genial artista, quien provocó a toda la sociedad de la época al pintar la espalda desnuda de una mujer, un gesto "erótico" o "muy atrevido" para esa época y el único desnudo que existe de ese siglo, según explicó ayer.
Martín Nogales reconstruye con todo lujo de detalles y documentos el siglo XVII, hasta

el punto de que un profesor de Bachillerato le dijo que recomendaría la novela a sus alumnos "porque la riqueza de los datos que aporta les servirá como buena introducción a la época".
Este autor se estrena en la novela después de haber publicado varios libros y artículos sobre literatura española contemporánea, en particular sobre novela, cuento y periodismo. La novela surgió en un momento en el que su autor estaba muy apurado por entregar un informe. "En ese momento -explica- me vino una imagen a la cabeza y tuve que dejar el trabajo, escribir la idea y luego, ya tranquilo, retomar el informe".
Precisamente con ese folio comienza la obra, lo que le lleva a la conclusión de que "exist

en muchas razones para escribir, pero al final todo surge de una necesidad de comunicar algo" y en su caso fue "la afición a Velázquez".
Martín Nogales considera que la literatura española vive un momento "muy importante" que contrapone a "aquella época en la que hacía falta utilizar un seudónimo en inglés para firmar una novela".
Disfruta de la lectura de numerosos escritores españoles, "desde Mendoza a Marsé, pasando por Landero o cientos más", pero cita de manera especial a Arturo Pérez-Reverte, amigo suyo y que se inspiró en el rostro de Martín Nogales para crear físicamente a su personaje Diego de Alatriste.




Ficha del libro:



LA MUJER DE ROMA
MARTIN NOGALES, JOSE LUIS
B EDICIONES
2008
01 ed.
Colección: GRANDES NOVELAS
ISBN: 978-84-666-3849-4
EAN: 978846663849
320 páginas
TELA
TEMA: NARRATIVA




¿El valdeandino José Luis Martín Nogales es Alatriste?


«Lo cierto es que me reconozco en las ilustraciones de Alatriste», añade tímidamente cuando termina la conversación José Luis Martín Nogales, director de la UNED de Navarra, que participó el martes en el congreso Alatriste: la sombra del héroe con su conferencia Personajes singulares de El Capitán Alatriste, pero se niega a desvelar cómo surge este asombroso parecido y porque es su imagen de carne y hueso la que inspira la de El Capitán Alatriste, protagonista de la saga histórica, de capa y espada y folletinesca creada por Arturo Pérez-Reverte: «Yo sólo sé de Alatriste que no era el personaje más honesto, ni el más piadoso, era un hombre valiente», contesta.Para José Luis Martín Nogales, otro de los especialistas en la obra de Pérez-Reverte que esta semana se analiza en profundidad en Murcia, no hay que olvidar el carácter lúdico de la narrativa de Arturo Pérez-Reverte. «Él entiende la literatura como placer y diversión, no en vano se define a sí mismo como homo ludens y ese carácter lúdico, dentro de toda la dureza de las novelas de Alatriste, está ahí. Son personajes que viven en un mundo de fango, pero que también tiene su aspecto divertido», comenta.Todo, un juegoJunto a todo ese aspecto de seriedad de las novelas de Alatriste, de revisión de la España del Siglo de Oro y de ese concepto de dignidad de los perdedores y de ajustar cuentas a quienes lo hicieron mal -como han asegurado en reiteradas intervenciones los especialistas en esta obra de Arturo Pérez-Reverte-, Martín Nogales quiso destacar los guiños y divertimentos que el autor incluye en las seis aventuras que ha publicado de Alatriste. «Existen muchos guiños del autor, muchos divertimentos y muchos juegos literarios. Alatriste surge como un juego histórico, a medias con su hija Carlota, para explicar la sociedad del siglo XVII. Ese divertimento, a veces, se pasa por alto y es lo que a mí me interesa. Hay divertimento, humor y carácter lúdico en el lenguaje, en las situaciones, en la historia y también en los personajes. Yo he analizado esos guiños del autor en la serie, sacando personajes actuales que son imágenes de seres reales y que hay que entender para disfrutar más de lo que hay en la obra», explicó José Luis Martín Nogales. Y para placer de los presentes en la sala, detalló algunos de ellos como el soldado Saramago el Portugués (José Saramago), Juan Eslava, el galán de la Alameda (Juan Eslava Galán), sor Amaya Elezcano, abadesa (Amaya Elezcano, directora de Alfaguara), Alatriste (Sealtiel Alatriste, escritor y editor mexicano), Raúl de Poza (Raúl del Pozo), Juan Manuel de Para (Juan Manuel de Prada), el gallego Rivas (Manuel Rivas), Rafael de Cózar o Ginés Garciamillán (Ginés García Millán, actor), García de Candau (Jordi García Candau) y Saturnino Apolo (Victorino Polo), entre otros miles de guiños que el autor no sólo incluye en Alatriste sino que ha sembrado en toda su producción literaria.

Algunos de los trabajo del valdeandino, José Luis Martín Nogales



Príncipe de Viana. Anejo, ISSN 1137-7054, Nº. 17, 1996 (Ejemplar dedicado a: Congreso Internacional sobre la novela histórica: Homenaje a Navarro Villoslada), pags. 213-222

La Página, ISSN 0214-8390, Nº 20, 1995 (Ejemplar dedicado a: Pensamiento literario y fin de siglo), pags. 85-90

Insula: revista de letras y ciencias humanas, ISSN 0020-4536, Nº 568, 1994 (Ejemplar dedicado a: El cuento español, hoy), pags. 6-9

Lucanor: Creaciones e investigación : Revista del cuento literario, ISSN 0214-4581, Nº 7, 1992, pags. 113-136

Lucanor: Creaciones e investigación : Revista del cuento literario, ISSN 0214-4581, Nº 6, 1991 (Ejemplar dedicado a: El cuento en España, 1975-1990), pags. 9-12

Notas y estudios filológicos, ISSN 1131-6489, Nº 2, 1985, pags. 143-167
Colaboraciones en obras colectivas

Expansión del cuento
Nuria María Carrillo Martín, José Luis Martín Nogales, Fernando Valls
Historia y crítica de la literatura española / coord. por Francisco Rico Manrique, Vol. 9, Tomo 2, 2000 (Los nuevos nombres : 1975-2000 : primer suplemento / coord. por Jordi Gracia), ISBN 84-8432-110-X, pags. 460-472

Historia y crítica de la literatura española / coord. por Francisco Rico Manrique, Vol. 8, Tomo 2, 1999 (Época contemporánea, 1939-1975 : primer suplemento / coord. por Santos Sanz Villanueva), ISBN 84-7423-781-5, pags. 513-516
Libros

Samaniego ante la inquisición
José Luis Martín Nogales
Vitoria-Gasteiz : Diputación Foral de Alava, Departamento de Cultura, D.L. 1995. ISBN 84-7821-233-7

Cincuenta años de novela española (1936-1986): : escritores navarros
José Luis Martín Nogales
Promociones y Publicaciones Universitarias, PPU, 1989. ISBN 84-7665-408-1

Los cuentos de Ignacio Aldecoa
José Luis Martín Nogales
Madrid : Cátedra, D.L. 1984. ISBN 84-376-0475-3

La narrativa de Vargas Llosa: acercamiento estilístico
José Luis Martín Nogales
Editorial Gredos, 1979. ISBN 84-249-0561-X

José Luis Martín Nogales novela los misterios de 'La Venus del espejo'


«El cuadro y su modelo encierran un sinfín de misterios». Así se refiere José Luis Martín Nogales a 'La Venus del espejo', quizá el lienzo más famoso de Veláquez después de 'Las Meninas' y que desde que el genio sevillano lo pintara ha venido intrigando a estudiosos, especialistas y curiosos.


Un gremio al que pertenece el crítico y director de la UNED en Pamplona, que ha decidido debutar en la narración novelando los misterios que envuelven a este iconoclasta retrato.Lo hace en 'La mujer de Roma' (Ediciones B). A través del personaje de Martín especula el novelista debutante sobre la identidad de la misteriosa y seductora modelo que impulsó a Diego Velázquez (1599-1660) a contravenir la rigurosa moralidad de su tiempo, a pintar un lienzo considerado poco menos que pornográfico entonces «y que le pudo costar la excomunión y quizá la vida». «Es el único desnudo que existe en el siglo XVII, es muy atrevido, y si no es pornográfico, es decididamente erótico», apunta Martín Nogales.Y es que Velázquez, pintor de cámara de Felpe IV, contravino las indicaciones del Rey, retrasó su regreso de Italia y decidió pintar allí un desnudo cuando la Inquisición lo prohibía expresamente. Trasladó finalmente la monumental pintura de Roma a Madrid arrostrando el riesgo de ser «cazado» y sufrir los rigores del implacable Santo Oficio.Así lo explica el narrador, que ha tenido como «padrinos» de su bautizo novelístico al académico y narrador Luis Mateo Díez y a Carmen Posadas. Un Martín Nogales que se confiesa un rendido admirado de Velázquez. Desde que tiene uso de razón ha venido acumulando material sobre el más intrigante de sus lienzos, una pintura llena de trampas que es hoy una de las pieza estelares de la National Gallery en Londres pero cuyo origen, traslado a España y posterior viaje al Reino Unido constituyen de por sí una novela. También sobre la vida de Velázquez, «llena de claroscuros y contradicciones».Basándose en documento reales, Martín Nogales reconstruye al detalle la estancia romana de Velázquez entre 1649 y 1651 y las vicisitudes del cuadro que perteneció a la Casa de Alba o Manuel Godoy y que llegó al Reino Unido en 1813. «Todo lo que se cuenta es cierto. La documentación que he manejado es el andamiaje de la novela, que, cuando se retira, queda trabada con la ficción, que funciona como la argamasa», explica. «Son muchas la preguntas y los misterios que quedan por descubrir en torno a la vida de Velázquez». Unos misterios que son el motor de la novela que arranca con el hallazgo contemporáneo de una copia 'La Venus del espejo' que obligará al protagonista a viajar a Londres, París y Roma. Su empeño no es otro que descubrir la identidad de la mujer que fascinó a Velázquez pero cuya identidad salvaguardó el pintor.

lunes, junio 23, 2008

El correo de Burgos, 8 diciembre de 2008


Villaluenga 1131 (documento mandado por Don Canuto Merino)

Y otro de los colaboradores de Valdeandemagico, Don Canuto Merino, nos manda este importantísimo documento sobre Villaluenga. Situándonos en este caso en el año 1131.



Es tan profunda la investigación que va haciendo Don Canuto Merino, que en este caso nos lleva a documentación alemana.



Destacar la importancia de aparecer la Orden de Calatrava.

Villaluenga 1236 (documento mandado por Prudencio Peña)

La investigación sobre la historia de Valdeande, no cesa, y aquí nos manda Prudencio Peña, un documento muy interesante, sobre Villaluenga.



El año es de 1236.



Destacar que fue hecho en el portal de la iglesia, y como testigos hay tres clérigos de Valdeande: Don Esteban, Don Sadornin y Pero Miguel.

domingo, junio 15, 2008

Jubilacion - charla Verano Cultural - Prudencio Peña



NOTICIAS DE NUESTROS COLABORADORES

En el número del mes de Junio de la revista marítima "Europa Azul" aparece un artículo dedicado a la Feria Navalia , en el que se incluye una fotografía informal de nuestro gran amigo y colaborador Prudencio Peña, acompañado por un colega de trabajo.

Puestos al habla con Pruden nos comenta que ese colega será su relevo a partir de su jubilación, que tiene prevista para finales de año.

Prudencio Peña trabaja desde hace 37 años en Sintemar y los 25 últimos como Director de la Empresa.

Es la primera vez que Pruden pronuncia la palabra "jubilación" , por lo que suponemos que va en serio y nos alegramos por él.

Estamos seguros de que al abandonar sus ocupaciones habituales tendrá más tiempo para estar con sus amigos y meter más cuñas en nuestra web...





Para irse entrenando, estará con nosotros este verano durante la Semana Cultural e incluso nos dará la charla del 16 de Agosto

viernes, junio 13, 2008

Casa rustica

CASA RUSTICA EN VALDEANDE

Bonita casa rustica, de mas de doscientos años de antiguedad, totalmente reformada: los revestimientos( ceramico y tarima de pino), al igual que las instalaciones (electricidad, fontanería y calefacción) y la cubierta, son completamente nuevas. La fachada se ha restaurada manteniendo su aspecto original.La casa se distribuye en tres plantas:-La baja, consta de salón-comedor y cocina americana.-La 1ª planta, se divide en dos dormitorios y un baño.-Y la 2ª cuenta con una zona abuhardillada diafana y un baño.

miércoles, junio 04, 2008

Alonis


Alonis es uno de los personajes romanos que habitó Ciella, y en Alicante existía la ciudad de Alonis.

Los restos apuntan a un asentamiento secundario o el barrio portuario asociado a la ciudad, pero el equipo de arqueólogos no descarta que se trate de la misma Alonis.La ciudad de Alonis, una de las diez que en la época romana de la Península tenía estatuto jurídico en la Comunidad, podría haber aparecido al fin en Villajoyosa, después de dos siglos de infructuosa búsqueda. Alonis, con una importante infraestructura portuaria, había permanecido oculta a pesar de las múltiples investigaciones destinadas a localizarla emprendidas desde el siglo XVIII, pero ahora numerosos indicios apuntan a que podría hallarse en el mismo corazón de la localidad de la Marina Baixa.Las excavaciones realizadas por el equipo que dirigen los arqueólogos Diego Ruiz y Amanda Marcos han dado su fruto con la aparición de un yacimiento arqueológico romano de considerables dimensiones.Aunque la riqueza arqueológica de Villajoyosa es patente, se trata del descubrimiento más importante realizado hasta la fecha en la localidad, ya que abre la posibilidad, según el arquitecto municipal, Antonio Espinosa, de que la propia localidad vilera sea la tan buscada Alonis. Según Espinosa, las excavaciones han permitido localizar una extensa área arqueológica, «que debe pertenecer a un núcleo de población romano imperial relacionado con el importante puerto de Alonis y quizá con la propia ciudad», cuyo «territorium» o término era la actual comarca de la Marina Baixa.El alcalde de Villajoyosa, José Miguel Llorca, se mostró impresionado en su visita al yacimiento por «el tamaño» del mismo y «los hallazgos» efectuados en éste, que a su juicio ratifican «la capitalidad arqueológica e histórica» de su ciudad en la comarca.Localización desconocidaLas hipótesis de los investigadores no se basan exclusivamente en el actual yacimiento. Al margen de los numerosos restos que han ido apareciendo bajo Villajoyosa antes de la actual excavación en la zona de la Jovada, en el sector Jovada II ya se había hallado una calzada pavimentada que enlazaba con la descubierta en la Creueta en el año 2001, canalizaciones de agua, un atrio porticado con bases de pilares, depósitos impermeables revestidos con mortero, pinturas murales en las paredes o numerosas habitaciones, signos inequívocos de la existencia de una villa o gran residencia asociada a la presunta Alonis.El concejal de Cultura, Marcos Santapau, considera que el yacimiento de la Jovada posee un «excepcional valor científico y cultural», dados «la monumentalidad y el estado de conservación, fuera de lo común, de estas estructuras». Santapau destaca además la curiosa coincidencia de que los restos del que podría haber sido un importante núcleo romano se hayan econtrado «entre el nuevo auditorio, la finca de la Barbera, la nueva estación del TRAM y el Centro Social», o lo que es lo mismo, «en pleno centro cultural de la localidad».Alonis pronto podría dejar de ser una de las escasas ciudades romanas de la Comunidad cuya localización exacta se desconoce. El museo vilero conserva inscripciones de la época, como la dedicada a un alcalde romano o la que conmemora la restauración del mercado municipal en el siglo II, y en el solar actualmente excavado ha aparecido un nuevo fragmento de inscripción, hecho que aumenta las sospechas de que se trate de un núcelo urbano o asentamiento secundario, lugares donde suelen hallarse.Fuente: D. MARTÍNEZ / ABC.es, 5 de noviembre de 2005Enlace: http://sevilla.abc.es/sevilla/pg051105/prensa/noticias/Valencia/Valencia/200511/05/NAC-VAL-172.asp----------------------------------------------------(2) Hallan en La Vila Joiosa los restos de una ciudad romana del siglo I d. C. INVESTIGANDO EL PASADO. TRABAJOS ARQUEOLÓGICOS QUE SE ESTÁN LLEVANDO A CABO EN LA PARTIDA CHOVAES DE LA VILA Los arqueólogos confirman que el hallazgo, ubicado en la partida de Chovaes, corresponde al núcleo poblacional de la villa de AlonisLa Vila Joiosa se confirma como la ciudad romana de Alonis, tras el hallazgo presentado ayer por el Consistorio vilero en la partida Chovaes. El yacimiento es uno de los descubrimientos más importantes jamás realizado en La Vila Joiosa, según ha manifestado el arqueólogo municipal, Antonio Espinosa, quien ha asegurado que «no podemos descartar que estemos ante la propia ciudad romana de Alonis». Alonis era una de las diez ciudades con estatuto jurídico de la Comunidad Valenciana en la época, cuyo territorium o término era la comarca de La Marina Baixa. Según ha explicado Espinosa, «las excavaciones han permitido localizar una extensa área arqueológica, que debe pertenecer a un núcleo de población romano imperial relacionado con el importante puerto marítimo de Alonis y, quizá, con la propia ciudad», que podría datarse entre los años 15 y 20 del primer siglo después de Cristo. Los restos más destacables y mejor conservados en la partida Chovaes son unas termas, localizadas en el sector Chovaes I, en las que se conservan muros de hasta dos metros de altura, con el sistema de pilares completo que sustenta los pisos para la circulación de aire caliente en tres habitaciones, la sauna (sudatio), piscina de agua caliente (caldarium), depósito de agua, un horno para calentar el aire (praefurnium) y canalizaciones para la circulación de agua por el complejo. Dadas las dimensiones de la parte caliente de las termas, y teniendo en cuenta que falta por excavar como mínimo la parte templada (tepidarium), la piscina de agua fría (frigidarium) y el vestuario (apodyterium), parece que el conjunto poseía unas dimensiones considerables y que podría pertenecer a la villa excavada en el sector Chovaes II, pero sin que los expertos descarten por el momento un carácter público, es decir, que fueran obra del «municipium», dentro del barrio portuario, o incluso que nos encontráramos ante parte de la propia ciudad. La envergadura de los restos hallados ahora apoyan la entidad del asentamiento, puesto que en el sector Chovaes II se ha encontrado una calzada pavimentada que enlazaba con la detectada en la Creueta en 2001, con largas canalizaciones de agua, un gran atrio porticado con bases de pilares, depósitos de agua revestidos de mortero impermeable, pavimentos de cal, paredes con pintura mural y numerosas habitaciones, que podrían pertenecer a una gran residencia asociada a este núcleo de población. Por su parte, el concejal de Cultura Marcos Santapau ha afirmado que «la monumentalidad y el estado de conservación fuera de lo común de estas estructuras, nos sitúan ante un yacimiento de valor científico y cultural, que incide en la relevancia histórica de La Vila Joiosa como capital de la comarca en época romana». La incógnita de la localización Alonis es una de las pocas ciudades romanas, de las diez conocidas, cuya localización exacta es todavía una incógnita. Alonis ha esquivado las numerosas investigaciones realizadas desde el siglo XVIII, pero, las excavaciones efectuadas bajo la dirección de los arqueólogos Diego Ruiz y Amanda Marcos han dado como resultado el hallazgo de un yacimiento arqueológico romano de grandes dimensiones. Sin embargo, en el solar excavado en La Vila ha aparecido un pequeño fragmento de inscripción, algo que sólo suele suceder en los núcleos urbanos romanos o en los asentamientos secundarios, como los vici.

domingo, junio 01, 2008

San Isidro 2008 (fotos mandadas por Naty)

Un año más San Isidro.
San Isidro es por excelencia el patrón de los campesinos, es el santo a quienes muchos acuden para que llueva y los valdeandinos le tienen un especial aprecio porque es su patrón. Su nombre completo era el de Isidro de Merlo y Quintana.
La mayoría de personas que han escrito sobre la vida del santo sitúan su nacimiento a finales del siglo XI, y la fecha en que muchos se han puesto de acuerdo es en la de 1080.

El nombre de Isidro -que no es más que una derivación de Isidoro- fue en honor al Arzobispo San Isidoro de Sevilla. Muchas de las cosas que sabemos de este buen hombre es gracias a Juan Diácono, que en el siglo XIII escribió su biografía, la "Vita Sancti Isidori". Él nos retrata a un hombre ejemplar, de buen corazón y muy bondadoso con los más necesitados.

Parece ser que una de las primeras ocupaciones de Isidro fue la de pocero, o sea, cavar pozos, al servicio de la familia Vera hasta que se trasladó a trabajar a Torrelaguna, donde contrajo matrimonio con una chica del pueblo llamada María Toribia, conocida más tarde con el nombre de Santa María de la Cabeza, también declarada santa. Fruto de su matrimonio tuvieron un hijo llamado Illán. Al cabo de unos años la familia regresó a Madrid, para cuidar las tierras de la familia Vargas. Fue en ese momento cuando Isidro realizó las tareas de labrador y pasase a ser conocido popularmente como "Isidro labrador". Falleció en el año 1130.

La tradición habla de la conocida "la olla de San Isidro". Se cuenta que cada año nuestro amigo organizaba una gran comida popular donde eran invitados los más pobres y marginados de Madrid. Sin embargo, en una ocasión el número de de presentes superó lo previsto y la comida que habían preparado no llegaba ni a la mitad de los convocados. Isidro metió el puchero en la olla y la comida se multiplicó "milagrosamente", hubo para todos y más. Año tras año, esta comida popular es la que se siguen celebrando los agricultores de Valdeande.








Fotos de Naty Vicario.