Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

domingo, septiembre 27, 2009

Templo mortuorio de la pirámide de Kefren, era un simple adaptador de impedancias.



El templo mortuorio de la pirámide de Kefren, según los geólogos, es de la misma época que la esfinge, es decir, de al menos 7000 años de antiguedad.



Y para valdeandemagico, olvidándonos de toda la historia leída hasta ahora, no dudamos en ver un componente electromagnético, posiblemente usado como adaptador de impedancias de la señal electromagnética que circulaba por las guías de ondas (canalizaciones) de salida hacia un mezclador intermedio, antes de llegar finalmente al transmisor final que se encontraba en la cámara del Rey, en la pirámide de Keops.





El templo inferior inferior, sencillamente sería un mezclador de dos señales de radiofrecuencia.
Los muros llegaban hasta los 15 metros de altura. Esta medida nos sirve para hallar la frecuencia que por ahí circulaba.



Veamos algo sobre el estudio de datación de la esfinge y del templo funerario. El texto abajo copiado, solo es como información adicional indicadora de que el templo inferior, o bajo, del conjunto funerario es datado en más de 7000 años de la antiguedad (no hablamos del templo del valle que está delante de la esfinge, sino el que está al lado):


En 1989, el egiptólogo John A. West se contactó con el Dr. Robert M. Schoch, un estratígrafo y paleontólogo de la Universidad de Boston, quien quedó intrigado por estos argumentos y evidencias, no queriendo arriesgar su opinión hasta no haber examinado el sitio personalmente.Ambos viajaron para efectuar un relevamiento no oficial. Si bien no pudieron conseguir permiso para entrar a la Esfinge para estudiar de cerca los detalles del desgaste, éste es tan considerable y claramente demarcado que Schoch se convenció que se debía a la acción del agua.
Luego de un recorrido por la planicie de Giza, Schoch coincidió con los siguientes argumentos:
1. Solamente la Esfinge, las paredes de la construcción que la circunda y otras estructuras elacionadas a ella arquitecturalmente o estilísticamente exhibían estas características marcas de desgaste por agua. Todo aquello otro que data del Egipto dinástico ha sido desgastado por el viento y la arena.
2.Las estructuras que muestran el típico desgaste por viento y arena, que se hallan esparcidas por el área, fueron cortadas de las mismas capas de roca que la Esfinge misma, y por lo tanto no pueden datar del mismo período, como creen los egiptólogos.
3.La Esfinge y los templos del Valle han debido ser construídos en dos etapas teniendo en cuenta los desgastados bloques de piedra caliza del núcleo ubicados detrás de los de granito.

Si bien provisionalmente satisfecho con la teoría, Schoch no la podía presentar al mundo geológico sin haber tenido acceso directo y oficialmente permitido a la Esfinge. Habiendo obtenido finalmente el permiso, el equipo de investigadores incluyó, aunque de manera no oficial, a dos geólogos adicionales, un oceanógrafo y a Thomas L. Dobecki, un geofísico acreditado. Entonces, ya dentro de la cubierta de la Esfinge se hizo claro que las causantes del profundo desgaste fueron las fuertes lluvias y no las crecientes ni las aguas surgentes, como en principio se suponía. Esto también explica la presencia de los mismos perfiles de desgaste en lugares tales como el Templo Mortuorio situados unos 30 m. más arriba, en un lugar donde ninguna crecida, por extraordinaria que fuera, podría llegar.
Los sismógrafos de Dobiecki mostraron perfiles de desgaste debajo de la superficie y más impresionante aún, revelaron varias cavidades subterráneas en el área inmediata a la Esfinge, en particular un gran espacio rectangular de unos 12 por 15 metros, a unos 5m de profundidad,entre las patas de la Esfinge. Esta cámara ha producido sorpresa en determinados círculos. El famoso psíquico norteamericano Edgar Cayce ha predicho estando en trance, que entre las patas de la Esfinge se encontraría la Sala de los Registros, conteniendo la historia del perdido continente de la Atlántida. Es innecesario remarcar que estas y otras lecturas inpiradas en trances han producido muy poca impresión en los círculos de los egiptólogos académicos. Mas los sismógrafos no operan en trance, y aquí han mostrado una evidencia que coincide con lo predicho por Cayce, al menos en parte. ¿Qué es lo que contiene la cámara? Todavía no lo sabemos y el permiso para posteriores estudios todavía está en espera de ser concedido.El hecho comprobado de que el desgaste se debe a la acción de fuertes lluvias sólo puede significar que la Esfinge es mucho más antigua de lo que se supone.Extensos estudios paleontológicos coinciden en afirmar que Egipto se convirtió en desierto alrededor del 10.000 A.C. Antes del 15.000 A.C. esta región así como el resto del norte de Africa fueron una fértil sabana. Coincidiendo con la irrupción de la última edad glacial, Egipto experimentó un largo período de fuertes lluvias. Cuando lo peor de dicho período tuvo fin alrededor del 10.000 A.C., Egipto se convirtió en desierto, y siguió siendo desierto desde entonces, si bien gozó de ciertos períodos de lluvias en los cuales algunas regiones que hoy son un árido desierto todavía eran verdes. Entre el 10.000 y el 4000A.C. Egipto fué aumentando su aridez llegando al final de dicho período a ser lo que es actualmente. En la zona de Giza laprecipitación anual es de alrededor de unos 25 mm. Bajo ninguna circunstancia puede esto producir el desgaste observado en la Esfinge. Tomando las estimaciones más conservadorasque permiten los datos combinados, Schoch estimó la talla de la Esfinge como mínimo en el 5000 al 7000 A.C.Las culturas neolíticas conocidas de dicha época no han mostrado evidencias de disponer del tipo de tecnologías necesarias para la realización de la Esfinge y de los asombrosos templos que están frente a ella. La noción de una civilización Atlante es ignorada y ridiculizada por los círculos académicos modernos. Sin embargo, si bien este desprecio puede silenciar y suprimir buena evidencia, nada hace en cuanto a su negación. Hay una creciente evidencia proveniente de distintos campos que soporta la antigua y extendida creencia de que ha existido esta hoy perdida alta civilización,doquiera pudiera estar ubicada. Dicha evidencia es también congruente con las antiguas afirmaciones respecto a que dicha civilización desapareció rápidamente bajo circunstancias catastróficas. Sucesivas investigaciones llevadas a cabo por Schoch y John A. West, han dado nuevos apoyos a la teoría desde varios otros puntos de vista.En Saqqara, a unos 16 km al sur de Giza, se encuentran las tumbas de barro de los primeros reyes del Egipto dinástico, hallándose estas en condiciones reconocibles y estables. Estas fueron erigidas alrededor del 3000 AC, unos quinientos años antes de que la Esfinge fueras upuestamente construída por Kefrén. Si como afirman algunos egiptólogos para preservar la datación actual de la Esfinge, hubieran caído suficientes lluvias para desgastarla a su actual condición inmediatamente después de su construcción, deberíamos concluir que las mismas lluvias debieran haber caído en Saqqara dada su inmediata cercanía. Dado que aún la piedra caliza más blanda es mucho más resistente que el barro, sería lógico concluir que dichas tumbas de barro debieran haberse disuelto bajo dichas condiciones. Sin embargo ellas están allí hoy día sin mostrar prácticamente signos de haber sido afectadas por el agua. También se hizo necesario investigar la atribución de la Esfinge a Kefrén bajo una perspectiva diferente. Siempre fué un artículo de fé para los egiptólogos que la desgastada cara de laEsfinge representaría al faraón Kefrén, si bien al ojo desnudo no se encuentra semejanza entre ambos. En un artículo del National Geographic de 1989, el arqueólogo Mark Lehner describió sus intentos de reconstruir la dañada cara de la Esfinge mediante computadora. La cara reconstruída guardaba estrecha semejanza con la cara de una estatua de Kefrén.Mas para lograr su reconstrucción, Lehner alimentó a su computadora con datos provenientes de una de las estatuas de Kefrén, la que en consecuencia, reprodujo la cara del faraón. Esta fué entonces superpuesta sobre la Esfinge “probando” de esta forma que la cara de la Esfinge fué la de Kefrén. Usando el mismo método también habría sido posible “probar” que la cara de la Esfinge sería la de Diego Maradona. Sin embargo dicho trabajo tuvo una amplia aceptación y fué difundido por la prensa.Para hacer frente a estos resultados, West buscó ayuda de un experto en reconstrucción y comparación de rostros, el detective Frank Domingo, experto forense del Departamento de Policía de Nueva York. Domingo viajó a Egipto, y utilizando las prácticas normalizadas de la policía, reprodujo las caras de la Esfinge y de Kefrén y las comparó, llegando a la conclusión de que ambas son totalmente diferentes y nunca pueden haber representado a la misma persona. Dado que las otras evidencias utilizadas para atribuir la Esfinge a Kefrén son circunstanciales, quedó en claro que dicha atribución solamente puede persistir como artículo de fé y no puede ser considerada evidencia científica. La controversia respecto de la Esfinge ha dado lugar a numerosos artículos, en especial en larevista norteamericana KMT dedicada especialmente al Antiguo Egipto. En el número deverano del '94 se publica un artículo del Dr . James Harrell, profesor y uno de los jefes delDepartamento de Geología de la Universidad de Toledo, Ohio, cuestionando las afirmacionesde West. En el mismo número se publica la réplica de West donde rebate punto por punto loscuestionamientos de Harrell. Recientemente, en un papiro hasta ahora desconocido, el arqueólogo Zahi Hawass, jefe deexcavaciones en el Valle de los Reyes, descubrió un plano que muestra la existencia de un tunelque recorre el flanco interior izquierdo de la Esfinge. Estudios con sondas de resonanciamagnética confirmaron que el tunel existía. Según sus afirmaciones, posiblemente el túnel nuncahaya sido violado, ya que su entrada se encontraría intacta. Según una versión que menciona P. Christian en su “Traité des Mystéres”, la Esfinge servía deentrada a las sagradas cámaras subterráneas en las cuales se llevaban a cabo las pruebas deiniciación. Esta entrada que hoy estaría obstruída por arena y escombros, habría estadocerrada por una puerta de bronce cuya apertura sólo podía ser operada por los magos. En elvientre de la Esfinge existirían galerías que llevan a las partes subterráneas de la Gran Pirámide.Estas galerías tendrían un trazado tan intrincado que al tratar de recorrerlas sin la debida guíainevitablemente hacían retornar al punto de partida.La Esfinge está estrechamente ligada a la leyenda de Edipo, quién resolvió el enigma propuestopor la misteriosa criatura compuesta por el cuerpo de un león alado y la cabeza de una mujer,que aparecía en las encrucijadas del camino a Tebas (en Grecia). A cada viajero que pasaba leformulaba la pregunta: “Cuál es el animal que en la mañana camina en cuatro pies, al mediodía en dos y al atardecer en tres pies ?” Aquellos que no podían responder eran devorados por laEsfinge. Edipo contestó que era el hombre mismo quién en la infancia gateaba apoyado en sus manos y pies, en su juventud caminaba erguido en sus dos pies y que en su vejez lo hacía ayudado por un bastón. Al escuchar la solución al enigma se dice que la Esfinge se precipitó desde lo alto de una roca para así perecer.Habría otra interpretación para dicho enigma, emparentada con una consideración pitagórica de los números. El 4, el 2 y el 3 suman 9 que es el número atribuído al hombre y también a los ciclos de tiempo. El 4 representa el hombre ignorante, el 2 el hombre intelectual y el 3 elhombre espiritual. La humanidad infantil camina en cuatro patas, la humanidad evolucionante en dos, y al poder de su propia mente agrega el iluminado el bastón de su sabiduría. La Esfinge es por lo tanto el misterio de la Naturaleza, la personificación de la Doctrina Secreta. Pasar la Esfinge es alcanzar la inmortalidad.