Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

sábado, noviembre 07, 2009

¿Cómo movían las piedras en la antigüedad?

Hoy no vamos a Egipto, ni Estados Unidos, ni Asia, sino que analizamos piedras que están a escasos Kms de nuestras casas, y que nuestros antepasados, antes de que se cristianizara todo, adoraban. Nos desplazamos hasta Ávila.


La gran piedra de Ulaca que vemos en la foto, fue movida usando las propiedades resonantes de los cristales, para polarizar horizontalmente sus gravitones y anular la componente vertical, consiguiendo lo que conocemos como ingravidez.


Estamos en el lugar más mágico de España, hablamos de Ulaca, Ávila. Cuando disfrutamos de todos los conocimientos que nos dejaron, uno queda totalmente sorprendido.


En este caso vamos a fijarnos en la piedra sagrada que está en uno de los laterales de la montaña, uno al ver tal mole, justo en el precipicio, y solo con 1 punto de apoyo, comprende que no fue puesta en ese lugar por la naturaleza, sino por los humanos. La pregunta es ¿cómo pudieron mover dicha piedra nuestros antepasados?


Y la respuesta, desde un punto físico, como siempre hacemos, es muy sencilla. Nuestros antepasados sabían polarizar los gravitones.
Lógicamente antes de convertir la piedra en sagrada, es decir que se pudiera hacer fácilmente resonar, había que pulirla un poco. Se le daba una forma conoidal, y se le pulía su superficie. Una vez que teníamos una cavidad resonante en forma de cono, siendo su mejor ejemplo el obelisco, y estando en posición horizontal, se le ponía encima un cristal, el cual tenía la propiedad de que sus gravitones solo oscilaban en el plano horizontal. Al ponerse en contacto el cristal, con la otra cavidad resonante mucho más grande, como era el obelisco, pues se propagaba dicha propiedad y se conseguía que los gravitones del obelisco se movieran solo en el plano horizontal, consiguiendo la casi ingravidez. Así que ahora, con solo varias personas, se era capaz de mover dicho obelisco a lugares lejanos.
Esta propiedad era usada en todo el mundo, por eso aquí ponemos una piedra sagrada española, y la forma tenía que ser parecida. En el siglo XX también había gente que conocía estas propiedades. Ya escribimos un artículo sobre el famoso castillo de coral.

La forma fácil de explicarlo es que todos entendemos la polaridad de nuestras antenas, es decir si el transmisor sale con una antena vertical, nuestro receptor tiene que ser vertical, pero si, por ejemplo la señal de televisión se transmite por una antena horizontal, pues en nuestros tejados tenemos que poner una antena vertical. Y todos también sabemos que si ponemos una antena parabólica en nuestras casas, al ajustarla, lo primero que tenemos que hacer es ajustar la polaridad, ya que el satélite envía una señal con polaridad vertical, y otra con horizontal, por lo que tenemos que poner nuestra antena receptora, la parte vertical y la parte horizontal simétrica a la del satélite.


Luego ya sabemos que todas las ondas se pueden descomponer en una parte horizontal y otra vertical. Pero realmente las ondas, son partículas (acordemosnos de la dualidad corpúsculo-onda), y una vez que asumimos que son partículas que se mueven en forma de onda, todos entendemos, pues lo vemos con nuestros ojos que la luz está compuesta por una partícula llamada fotón. Y también sabemos que esa partícula llamada fotón se puede polarizar, es decir anular por ejemplo la parte vertical de la onda. Cuando compramos unas gafas polarizadas, o un filtro de una cámara de fotos, eso es justo lo que hace.


Una vez entendido y visto como normal, lo de la polaridad de los fotones, también debemos de entender que el resto de partículas elementales de la matería, se comportan igual. Así que ahora nos fijamos en otra de esas partículas, y no es ni más ni menos que el gravitón. Pues bien, el efecto que produce el gravitón es lo que conocemos por gravedad, es decir el intercambio de gravitones entre la tierra y nosotros, hace que nos veamos atraidos por ésta.


Pero una vez que hemos asumido que todas las partículas elementales funcionan igual, y hemos visto lo fácil que es polarizar el fotón de la luz, pues podemos entender que debe ser fácil polarizar el resto de partículas. Y, ¿qué pasaría si polarizamos los gravitones? es decir ¿qué pasaría si de la onda que produce el gravitón solo se moviese en un plano? ¿y si ese plano fuese solo el horizontal? Pues pasaría que anularíamos la gravedad y esa piedra no se vería atraída por la tierra.


Es decir, si hacemos resonar todos los gravitones de una piedra para que vibre solo en el plano horizontal, pues no habría interrelación con los gravitones terrestres y no se vería atraída por ésta. Así conseguiríamos la ingravidez, por lo que podríamos mover una gran piedra horizontalmente, de forma muy sencilla.


Cómo polarizamos hoy en día la luz, pues usando las propiedades resonantes de los cristales, y cómo conseguían nuestros antepasados mover esas grandes piedras como las de Ulaca, pues usando las propiedades resonantes de los cristales.


El gravitón es una partícula elemental hipotética de tipo bosónico que sería la transmisora de la interacción gravitatoria en la mayoría de los modelos de gravedad cuántica. De acuerdo con las propiedades del campo gravitatorio, el gravitón debe ser un bosón de espín par (2 en este caso), ya que está asociado a un campo clásico tensorial de segundo orden. En cuanto a la masa del gravitón las mediciones experimentales dan una cota superior del orden de ,[4] aunque podría ser exactamente cero.

El gravitino es una partícula hipotética, superpareja del gravitón, que es predicha por la variante supersimétrica del Modelo Estándar de las partículas elementales. Se clasificaría como fermión, puesto que el gravitón es un bosón (ver supersimetría). Se le supone espín 3/2, masa no nula y carga eléctrica 0. Tanto el gravitón como el gravitino no han sido detectados experimentalmente todavía. Se tiene esperanza en que sean detectados por el LHC en 2009.
Una teoría cuántica de la gravitación requiere que el gravitón operase de manera similar al fotón, pero al contrario que en la electrodinámica, donde los fotones no actúan directamente entre ellos sino sólo con las partículas cargadas, la gravedad simplemente no funciona de manera tan simple, ya que los gravitones podrían interactuar entre ellos. Los hechos experimentales demuestran que la gravedad se crea por cualquier forma de energía (y la masa es únicamente una forma particularmente condensada de energía, relación establecida por la célebre ecuación de Einstein), lo cual es difícil de describir en unos términos similares a la carga eléctrica. Hasta la fecha todos los intentos de crear una teoría cuántica simple de la gravedad han fracasado.

La detección del gravitón experimental es una tarea bastante problemática. Estas partículas portarían muy poca energía, por lo tanto la detección sería muy difícil por los débiles efectos que ocasionarían. La única forma de detectarlos sería buscar los casos en que el movimiento o la energía de un cuerpo cambiase en una forma que es distinta de la prevista por la Teoría General de la Relatividad, pero uno de los principios básicos de la gravedad cuántica sería que deberían más o menos coincidir con estas predicciones relativistas.




Una onda electromagnética es una onda transversal compuesta por un campo eléctrico y un campo magnético simultáneamente. Ambos campos oscilan perpendicularmente entre sí; las ecuaciones de Maxwell modelan este comportamiento.

Habitualmente se decide por convenio que para el estudio de la polarización electromagnética se atienda exclusivamente al campo eléctrico, ignorando el campo magnético, ya que el vector de campo magnético puede obtenerse a partir del vector de campo eléctrico, pues es perpendicular y proporcional a él.

Polarización de ondas planas
Un ejemplo sencillo para visualizar la polarización es el de una onda plana, que es una buena aproximación de la mayoría de las ondas luminosas.


Descomposición del vector de campo eléctrico en dos componentes.En un punto determinado la onda del campo eléctrico puede tener dos componentes vectoriales perpendiculares (transversales) a la dirección de propagación. Las dos componentes vectoriales transversales varían su amplitud con el tiempo, y la suma de ambas va trazando una figura geométrica. Si dicha figura es una recta, la polarización se denomina lineal; si es un círculo, la polarización es circular; y si es una elipse, la polarización es elíptica.

Si la onda electromagnética es una onda armónica simple, como en el caso de una luz monocromática, en que la amplitud del vector de campo eléctrico varía de manera sinusoidal, las dos componentes tienen exactamente la misma frecuencia. Sin embargo, estas componentes tienen otras dos características de definición que pueden ser diferentes. Primero, las dos componentes pueden no tener la misma amplitud. Segundo, los dos componentes pueden no tener la misma fase, es decir, pueden no alcanzar sus máximos y mínimos al mismo tiempo.

Tipos de polarización
La forma trazada sobre un plano fijo por un vector de campo eléctrico de una onda plana que pasa sobre él es una curva de Lissajous y puede utilizarse para describir el tipo de polarización de la onda. Las siguientes figuras muestran algunos ejemplos de la variación del vector de campo eléctrico (azul) con el tiempo (el eje vertical), con sus componentes X e Y (roja/izquierda y verde/derecha), y la trayectoria trazada por la punta del vector en el plano (púrpura).



Radiación incoherente
En la naturaleza, la radiación electromagnética es producida a menudo por un gran conjunto de emisores individuales, cada uno de los cuales da lugar a un tren de ondas independiente. Este tipo de luz se llama incoherente. En general, no hay una única frecuencia sino un espectro de frecuencias y, aunque sea filtrado a una arbitraria y estrecha gama de frecuencias, puede no haber un estado constante y uniforme de polarización. Sin embargo, esto no significa que la polarización sea solamente una característica de la radiación coherente. La radiación incoherente puede demostrar la correlación estadística entre las componentes del campo eléctrico. Esta correlación se puede interpretar como polarización parcial. En general, se puede describir un campo ondulatorio como la suma de una parte totalmente incoherente (sin correlaciones) y de una parte totalmente polarizada. Entonces se puede describir la luz en términos del grado de polarización y los parámetros de la elipse de polarización.

Obtención de luz polarizada
A continuación se explicarán brevemente algunos de los procedimientos experimentales que permiten la obtención de luz polarizada a partir de una emisión de luz natural. Para obtener luz polarizada linealmente se hace que el vector eléctrico vibre en un único plano (plano de polarización) de los que contienen la dirección de propagación.

Existen varios métodos para obtener luz polarizada: absorción selectiva, por reflexión, refracción y por difusión.

Polarización por absorción selectiva
Algunos materiales absorben selectivamente una de las componentes transversales del campo eléctrico de una onda. Esta propiedad se denomina dicroísmo. La luz experimenta una absorción en ciertos estados de polarización. El término dicroísmo proviene de las observaciones realizadas en épocas muy tempranas de la teoría óptica sobre ciertos cristales, tales como la turmalina. En estos cristales, el efecto del dicroísmo varía en gran medida con la longitud de onda de la luz, haciendo que aparezcan diferentes colores asociados a la visión de diferentes colores con diferentes planos de polarización. Este efecto es también denominado pleocroísmo, y la técnica se emplea en mineralogía para identificar los diferentes minerales. En algunos materiales, tales como la herapatita (sulfato de iodoquinina) o las capas Polaroid, el efecto no es tan fuertemente dependiente de la longitud de onda, y ésta es la razón por la que el término dicroico se emplea muy poco.

El dicroísmo ocurre también como fenómeno óptico en los cristales líquidos debido en parte a la anisotropía óptica que presentan las estructuras moleculares de estos materiales. A este efecto se le denominó posteriormente "efecto huésped-invitado" (guest-host effect en inglés).


Ángulo de Brewster (θB).[editar] Polarización por reflexión
Al reflejarse un haz de luz no polarizada sobre una superficie, la luz reflejada sufre una polarización parcial de forma que la componente del campo eléctrico perpendicular al plano de incidencia (plano que contiene la dirección del rayo de incidencia y el vector normal a la superficie de incidencia) tiene mayor amplitud que la componente contenida en el plano de incidencia.

Cuando la luz incide sobre una superficie no absorbente con un determinado ángulo, la componente del campo eléctrico paralela al plano de incidencia no es reflejada. Este ángulo, conocido como ángulo de Brewster, en honor del físico británico David Brewster, se alcanza cuando el rayo reflejado es perpendicular al rayo refractado. La tangente del ángulo de Brewster es igual a la relación entre los índices de refracción del segundo y el primer medio.

Polarización por birrefringencia

Birrefringencia en un cristal de calcita.La birrefringencia o doble refracción es una propiedad de ciertos cuerpos, como el espato de Islandia, de desdoblar un rayo de luz incidente en dos rayos linealmente polarizados de manera perpendicular entre sí como si el material tuviera dos índices de refracción distintos.

La primera de las dos direcciones sigue las leyes normales de la refracción y se llama rayo ordinario; la otra tiene una velocidad y un índice de refracción variables y se llama rayo extraordinario. Este fenómeno sólo puede ocurrir si la estructura del material es anisótropa. Si el material tiene un solo eje de anisotropía, (es decir es uniaxial), la birrefringencia puede formalizarse asignando dos índices de refracción diferentes al material para las distintas polarizaciones.

La birrefringencia está cuantificada por la relación:


donde no y ne son los índices de refracción para las polarizaciones perpendicular (rayo ordinario) y paralela al eje de anisotropía (rayo extraordinario), respectivamente.

La birrefringencia puede también aparecer en materiales magnéticos, pero variaciones sustanciales en la permeabilidad magnética de materiales son raras a las frecuencias ópticas. El papel de celofán es un material birrefringente común.

Polarización en naturaleza, ciencia, y tecnología

Efecto de un polarizador sobre la reflexión en el fango. En la imagen de la izquierda, el polarizador está girado para transmitir las reflexiones. Al girar el polarizador 90º (imagen de la derecha) casi toda la luz del sol reflejada es bloqueada.
Efecto de un filtro polarizador sobre la imagen del cielo en una fotografía a color. La imagen de la derecha se ha realizado utilizando un filtro polarizador.[editar] Efectos de la polarización en la vida diaria
La luz reflejada sobre materiales brillantes transparentes es parcial o totalmente polarizada, excepto cuando la luz incide en dirección normal (perpendicular) a la superficie reflectante. Un filtro polarizador, como el de unas gafas de sol polarizada, puede utilizarse para observar este fenómeno haciendo girar el filtro y mirando a través de él. Para determinados ángulos, se atenuará la luz o será totalmente bloqueada. Los filtros polarizadores bloquean el paso de luz polarizada a 90º respecto al plano polarizador del filtro. Si dos filtros polarizadores (polarizador y analizador) se colocan uno en frente del otro de forma que ambos sean atravesados por un haz de luz que no estaba polarizado previamente, la intensidad luminosa del haz que sale del segundo filtro será proporcional al coseno del ángulo que forman los planos polarizadores de ambos filtros entre sí. Si ese ángulo es de 90º, el paso de la luz es bloqueado.


La polarización por dispersión puede observarse cuando la luz pasa por la atmósfera de la Tierra. La dispersión de la luz produce el resplandor y el color cuando el cielo está despejado. Esta polarización parcial de la luz dispersada puede ser usada para oscurecer el cielo en fotografías, aumentando el contraste. Este efecto es fácil de observar durante la puesta de sol, cuando el horizonte forma un ángulo de 90° respecto a la dirección del observador hacia el sol. Otro efecto fácilmente observado es la reducción drástica del resplandor de las imágenes del cielo reflejadas sobre superficies horizontales, que es la razón principal por la que a menudo se usan filtros polarizadores en gafas de sol. También puede verse con frecuencia que un filtro polarizador muestre algunos arcoíris a causa de la dependencia del color de los efectos de la birrefringencia, por ejemplo en las ventanas de cristal laminado de los automóviles o en artículos hechos de plástico transparente. El papel desempeñado por la polarización en una pantalla LCD puede verse con unas gafas de cristal polarizado, pudiendo reducir el contraste incluso hasta a hacer la visión de la pantalla ilegible.


Efecto de un cristal templado sobre la luz polarizada analizado con un filtro polarizador.En la fotografía de la derecha se ve el parabrisas de un coche a través de la luneta trasera de otro coche situado delante y un filtro polarizador (como el de unas gafas de cristal polarizado). La luz del cielo se refleja en el parabrisas del coche de atrás, haciendo que se polarice la luz reflejada, principalmente con un plano de polarización horizontal. La luneta trasera del coche delantero está fabricada con vidrio templado. Debida al tratamiento térmico del templado en el cristal de la luneta del coche situado delante, el cristal tiene una tensión residual que hace que cambie el ángulo del plano de polarización de la luz que pasa por él. Si no estuviera la luneta trasera, las gafas de sol bloquearían toda la luz polarizada horizontalmente que es reflejada por la ventana del otro coche. Sin embargo, la tensión en la luneta trasera cambia un poco el ángulo del plano de polarización de la luz, con una componente vertical y otra horizontal. La componente vertical no es bloqueada por los cristales de las gafas, percibiéndose la luz reflejada en el parabrisas del coche de atrás.

Biología
Muchos animales son capaces de percibir la polarización de luz, usando esa habilidad con objetivos de navegación ya que la polarización lineal de la luz de cielo es siempre perpendicular a la dirección del sol. Esta capacidad es muy común entre los insectos, incluyendo las abejas, que usan esta información para orientar su danza de la abeja. La sensibilidad a la polarización también ha sido observada en especies de pulpo, calamar, sepia y mantis. El rápido cambio en la coloración de la piel de la sepia se usa para la comunicación, polarizando la luz que se refleja sobre ella. La mantis religiosa es conocida por tener un tejido reflexivo selectivo que polariza la luz. Hace tiempo se pensaba que la polarización de la luz del cielo era percibida por las palomas y era una de las ayudas de las palomas mensajeras, pero algunas investigaciones señalan que eso es un mito popular.[1]

El ojo humano es débilmente sensible a la polarización, sin necesidad de la intervención de filtros externos. La luz polarizada crea un dibujo modelo muy débil cerca del campo visual, llamado cepillo de Haidinger. Este dibujo es muy difícil de ver, pero con la práctica uno puede aprender a descubrir la luz polarizada a simple vista.

Geología
La propiedad de la birrefringencia lineal es común a muchos minerales cristalinos y su estudio ayudó a descubrir el fenómeno de la polarización. En mineralogía, esta propiedad es estudiada con frecuencia usando microscopios de luz polarizada, con el objetivo de identificar minerales.

Química
La polarización es de principal importancia en la química debido al dicroísmo circular y la rotación del plano de polarización (birrefringencia circular) mostrada por moléculas quirales ópticamente activas. Esta rotación del plano de polarización puede medirse utilizando un polarímetro.

La polarización también puede observarse en el efecto inductivo o la resonancia de los enlaces o en la influencia de un grupo funcional en las propiedades eléctricas (por ejemplo, el momento dipolar) de un enlace covalente o de un átomo.

Astronomía
En muchas áreas de la astronomía, el estudio de la radiación electromagnética polarizada del espacio exterior es de gran importancia. Aunque por lo general no se produce en la radiación térmica de las estrellas, la polarización está también presente en la radiación de algunas fuentes astronómicas coherentes (por ejemplo, algunas masas de metanol o de hidróxidos), y de fuentes incoherentes como los grandes lóbulos de radio en galaxias activas, y la radiación pulsatoria de radio (que se especula que pueda ser a veces coherente), y también se impone sobre la luz de las estrellas dispersando polvo interestelar. Aparte del aporte de información sobre las fuentes de radiación y dispersión, la polarización también se utiliza para explorar el campo magnético aplicando el efecto Faraday. La polarización de la radiación de fondo de microondas sirve para estudiar la física del principio del universo. La radiación sincrotrón está severamente polarizada. También usando un filtro polarizador, en el Telescopio Infrarrojo Británico (UKIRT) se ha logrado por vez primera ver con claridad el disco de materia alrededor de un agujero negro, diferenciándolo de las nubes de gas y polvo que lo rodean.

Tecnología
Las aplicaciones tecnológicas de la polarización están sumamente extendidas. Quizás los ejemplos más comúnmente encontrados son las pantallas de cristal líquido (LCD), las gafas de sol de cristal polarizado y los filtros polarizadores utilizados en fotografía.

Todas las antenas transmisoras y receptoras de radio usan la polarización electromagnética, especialmente en las ondas de radar. La mayoría de las antenas irradian ondas polarizadas, ya sea con polarización horizontal, vertical o circular. La polarización vertical es usada más frecuentemente cuando se desea irradiar una señal de radio en todas las direcciones como en las bases de telefonía móvil o las ondas de radio AM. Sin embargo, no siempre se utiliza la polarización vertical. La televisión normalmente usa la polarización horizontal. La alternancia entre polarización vertical y horizontal se utiliza en la comunicación por satélite (incluyendo satélites de televisión) para reducir la interferencia entre señales que tienen un mismo rango de frecuencias, teniendo la separación reducida angular en cuenta entre los satélites.


Imagen de un plástico sometido a tensión en un ensayo de fotoelasticidad.En ingeniería, la relación entre la tensión y la birrefringencia motiva el empleo de la polarización para caracterizar la distribución de tensiones y la tensión en los prototipos usando la técnica de la fotoelasticidad. La muestra a analizar se coloca entre dos filtros polarizadores, el primero hace que la luz que pase por la pieza a ensayar esté polarizada y el segundo descompone la luz. Es un ensayo muy utilizado en aplicaciones de piezas de dos dimensiones.

La polarización en la atmósfera fue estudiada en los años 1950 navegando cerca de los polos campo magnético terrestre cuando ni el el sol ni las estrellas eran visibles (por ejemplo en un día nublado). Se ha sugerido, polémicamente, que los vikingos ya utilizaban (espato de Islandia") para ver la dirección del sol en días nublados para orientarse durante sus largas expediciones a través el Atlántico Norte entre los siglos IX y X, antes de la llegada de la brújula magnética a Europa en el siglo XII. Uno de los dispositivos más ingeniosos de Charles Wheatstone fue el reloj polar expuesto en la reunión de la British Association for the Advancement of Science en 1848.

La polarización también se utiliza en las películas de cine 3D, en las cuales las imágenes son proyectadas, o bien por dos proyectores diferentes con filtros de polarización ortogonalmente orientados, o bien por un único proyector que proyecta ambas imágenes alternativamente con planos de polarización perpendiculares entre sí mediante un multiplexor. Las gafas con filtros polarizadores orientados de modo similar a los planos de polarización de las imágenes proyectadas aseguran que cada ojo reciba sólo la imagen correcta. De igual manera, este efecto también es usado para realizar proyecciones estereoscópicas, ya que no es muy caro de producir y permite realizar visualizaciones de alto contraste. En ambientes donde el espectador se mueve, como en simuladores, a veces se utiliza la polarización circular. Esto permite que la separación de ambos canales (correspondiente a cada uno de los ojos del observador) no se vea afectada por la orientación del observador. El efecto 3-D sólo funciona proyectando la imagen sobre una pantalla metálica que mantiene la polarización de los proyectores, mientras que la reflexión sobre una pantalla de proyección normal anularía el efecto.


El gravitón es la partícula elemental responsable de la fuerza de la gravedad. Todavía no ha sido descubierto experimentalmente. Teóricamente debería tener masa en reposo nula. ¿Qué límites para la masa del gravitón ofrece el fondo cósmico de microondas? Sergei Dubovsky de la Universidad de Stanford, EEUU, y sus colaboradores han mostrado que su masa debe ser (Mpc es megapársec). Más aún, un gravitón con una masa en el rango conduce a modificaciones en la polarización del fondo cósmico de microondas al alcance de los instrumentos del satélite Planck (ya en órbita). El artículo técnico es Sergei Dubovsky, Raphael Flauger, Alexei Starobinsky, Igor Tkachev, “Signatures of a Graviton Mass in the Cosmic Microwave Background,” ArXiv, Submitted on 9 Jul 2009.
Las propiedades físicas del gravitón dependen de la teoría cuántica de la gravedad correcta, todavía no conocida. Aún así, para campos gravitatorios débiles, podemos suponer que la aproximación cuasiclásica nos da una idea correcta sobre sus propiedades, como nos recuerda magistralmente Carlo Rovelli, “Notes for a brief history of quantum gravity,” ArXiv, Submitted on 16 Jun 2000. En 1971, t’Hooft y Veltman decidieron aplicar las nuevas técnicas de renormalización (dimensional) que habían desarrollado a la teoría cuántica de la gravedad. Como ejercicio de calentamiento decidieron aplicarlas a un campo de Yang-Mills, mostrando que éste último es renormalizable (lo que les llevó a ganar el Premio Nobel de Física en 1999), pero la gravedad cuántica no lo es. Posteriormente, van Dam y Veltman estudiaron la posibilidad de que el gravitón fuera masivo (independientemente también lo hizo Zakharov). Si el gravitón es de masa en reposo nula, su polarización sólo tiene dos posibles valores (como en el fotón). Sin embargo, un gravitón masivo tiene grados de libertad adicionales en la polarización y ciertas partículas “fantasmas” (ghosts)cuya confrontación con los datos experimentales requiere cierto ajuste fino, lo que produce ciertas dificultades. Aún así, sólo el experimento tiene la última palabra. ¿Cuál será la última palabra del satélite Planck? Sólo el tiempo lo dirá.