Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

martes, diciembre 29, 2009

Último símbolo mágico hallado en Valdeande

Ésta es la última maravilla encontrada en Valdeande. Por cierto, invito a todos a visitarla. Nos recuerda a una estela encontrada en Cartago, y que se encuentra en el museo del Bardo, en Túnez (foto de abajo). Podemos comparar la foto de la estela valdeandina, y la foto de la portada del septimo vídeo puesto más abajo, y luego opinar si se parece o no.



Mucho se ha escrito sobre este símbolo, pero todo relacionado con la magia, con la religión... Sin embargo, desde valdeandemagico queremos darle un significado diferente, una visión desde la ciencia. Llevamos bastantes posts escritos sobre las pirámides, el Arca de la Alianza, el mapa Piri Reis, y también sobre la ingravidez que dominaban y controlaban nuestros antepasados.
La historia parece indicar que el símbolo aparecido en Valdeande, no es ni más ni menos la evolución de la estrella de David. Al ser perseguidos los judíos, éstos tuvieron que modificar su identidad, y lo hicieron sustituyendo las 6 puntas, por seis pétalos.
Ahora bien, por qué tanta veneración hacia estas 6 puntas. Pues según valdeandemagico el origen nos lleva al método de conseguir la ingravidez.
No hablamos sino de una ciencia, parte cábala, parte física, parte magia que conocían nuestros antepasados y que se estudiaba en ciertas escuelas de ciencia. Dichos conocimientos han llegado hasta nuestros días a través de los francmasónicos, y han sido transmitidos a través de símbolos, de los cuales en Valdeande hay una gran cantidad.
Lo lógico es pensar que hablamos de cosas imposibles, sin embargo en pleno siglo XX ha habido alguien que lo ha conseguido, aunque haya estado en el anonimato, ya que no era americano, ni se llevó ningún premio Nobel, sino que simplemente tuvo un desamor. Hablamos de Edward Leedskalnin. Para ello eligió un lugar en la tierra donde hubiera un vortex magnético, y además diseñó un artefacto pequeño, cuyo único objetivo era crear un campo magnético justo en el centro, y con una resonancia determinada, de tal forma que al ponerlo debajo de grandes piedras que tuvieran una forma resonante, hacía que los gravitrones de la gran piedra, se orientasen paralelamente a la tierra, es decir se polarizaban horizontalmente, consiguiendo la ingravidez, y pudiendose mover dicha piedra con muy poco esfuerzo.

Ponemos aquí unos vídeos orientativos de lo que hablamos.












3 comentarios:

koper dijo...

genial

Anónimo dijo...

Una página web sensacional, bien documentada y sustentada en el más absoluto rigor científico. Sigue así valdeande... the truth is out there ;)

Alioli dijo...

Tienes algo publicado sobre STONHENGE?