Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

jueves, septiembre 23, 2010

¿Somos capaces hoy en día de dividir las aguas, tal y como le sucedió a Moises?

Una noticia llamativa ha saltado hoy a la prensa, y para Valdeandemagico lo anecdótico no es la noticia en sí, sino el hecho de que una universidad americana estudie este tipo de cosas.

En el vídeo de abajo es curioso como dicen: "hay gente que no tiene nada que hacer" "lo sobrenatural es inexplicable"

Y nosotros no estamos seguros de saber quien no tiene nada que hacer, así como lo que es natural, sobrenatural, explicable o inexplicalbe, pues la impresión es que los americanos sí que tienen claro lo que quieren hacer y como hacerlo. Lógicamente hablamos de su obsesión por controlar el clima. En un artículo anterior, ya hablamos largo y tendido del HAARP De como habían denunciado el proyecto: la Unión Europea, el gobierno ruso... Luego la cosa parece bastante más seria de lo que ingenuos como nosotros pensamos.

Está claro que la única diferencia fundamental de pensamiento radica en que unos creen que el antiguo testamento es una novela y el nuevo testamento es real, y otros pensamos en que el antiguo testamento es bastante real y el nuevo testamento es una novela. O dicho de otra formas unos piensan que el Dios de las escrituras debe de escribirse con mayúsculas y otros pensamos que debe de escribirse con minúsculas. Es decir, para valdeandemagico ese señor que provocó un fuerte viento que sopló toda la noche, no era sino un extraterrestre de esos que después de crearnos tuvo que estar un tiempo educándonos, enseñándonos la agricultura, la ganadería, las normas, vamos lo mismo que hacemos nosotros con nuestros niños.


Explican de manera científica el relato bíblico de la partición de las aguas





  • Se ha realizado un simulacro por ordenador en el Centro Nacional de Investigación Atmosférica con las condiciones del día del suceso.
  • En él se demuestra que la partición de las aguas pudo ocurrir a causa de los fuertes vientos.
  • Un complejo simulacro por ordenador llevado a cabo en el Centro Nacional de Investigación Atmosférica indica que, tal como lo cuenta la Biblia en el Éxodo, el viento del este pudo haber dividido las aguas del mar, como le ocurrió a Moisés.



En un artículo que publica la revista PLoS One, los científicos de la Universidad de Colorado en Boulder tratan de explicar de manera científica lo que ocurrió, según la Biblia, hace 3.000 años.


Según el relato, los israelitas huían de Egipto cuando quedaron atrapados entre el ejército del faraón y las aguas del mar, en algún sitio del estrecho que unía a África con Asia y que hoy está hendido por el Canal de Suez.


El simulacro por ordenador prueba un fuerte viento del este que pudo causar la división de las aguas. El líder de los israelitas, Moisés "extendió su mano sobre el mar, y el Señor, por medio de un fuerte viento del este que sopló toda la noche, hizo que el mar se retirara, y cambió el mar en tierra seca. Así quedaron divididas las aguas" (Éxodo 14:21).


Los simulacros por ordenador prueban que un fuerte viento del este que soplara durante toda la noche podría haber empujado las aguas en el sitio donde se cree que ocurrió el evento.


La zona se sitúa en la franja de tierra que separa el Mediterráneo del Mar Rojo, en un lugar donde había antiguamente un río que enlazaba con un lago.


La simulación por ordenador demostró que el viento pudo empujar las aguas hacia el río y hacia el lago, lo que dejaría libre un pasaje de tierra que permitiría a los israelitas caminar hacia el otro lado. Y, tan pronto como el viento cesara, las aguas regresarían, cerrando el paso.


"Los simulacros corresponden muy de cerca al relato en el libro de 'Éxodo'", dijo Carl Drews, del Centro Nacional de Investigación Meteorológica y autor principal del estudio.


La partición de las aguas debe entenderse en el contexto de la dinámica de fluidosLos simulacros y el relato bíblico no se corresponden, en cambio, con las versiones más dramáticas que durante siglos se han expresado en pinturas, novelas y, más recientemente, películas, y en las cuales Moisés extiende su cayado y las aguas del mar se dividen rápidamente, y los israelitas pasan entre acantilados de agua.


"La partición de las aguas debe entenderse en el contexto de la dinámica de los fluidos", continuó Drews, quien señaló que "el viento se mueve en el agua de acuerdo con leyes físicas, creando un pasaje con aguas a ambos lados, y luego permitiendo que las aguas retornen".


En la medida en que el estudio señala un sitio al sur del mar Mediterráneo como posible ubicación del evento, este estudio podría ayudar a los expertos que investigan si ocurrió realmente el acontecimiento descrito en la Biblia.