Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

viernes, septiembre 24, 2010

¿Y las pirámides de Teotihuacan?





Toda mi andadura extraterrestre empezó el día que leí que había mica en las pirámides del Sol, esa fue la pista que hizo cambiar completamente mi forma de ver las cosas, ya que inmediatamente pensé, siempre se ha estudiado las pirámides desde la historia, la religión... pero realmente deberían de estudiarse en física o teleco. Seguro que algún alumno de la asignatura de campos y ondas estas resonancias le suenan. Pero como también tengo claro que la realidad actual no va a cambiar, pues empecé a escribir en este humilde blog lo que pensaba y así llegué a tener claro de que la pirámide de Keops era una estación transmisora de las constantes físicas de la tierra, y también tuve claro que las pirámides de Teotihuacan se construyeron por los extraterrestres, pues como su nombre indica, es la ciudad de los dioses.
A pesar de todo no hemos llegado a tener claro lo que eran. Las pistas que tenemos es que había mica en la parte superior de la pirámide del Sol, esto podría tener que ver con un aislante eléctrio del exterior. También tenemos que había habitaciones recubiertas de mica, y lo había en el suelo, formando varias capas, las cuales no era para ser pisadas, y si tienen pinta de aislantes eléctricas, al separar las planchas de mica. Y también había aislante de mica en los techos, y dicha mica estaba entre dos capas de piedra, luego la propiedad de la mica que parece que se aprovechaba era el de aislante electríco, no el térmico. A eso tenemos que añadir que dichas habitaciones aisladas eléctricamente, estaban unidas a la base de la pirámide donde había una cavidad en forma de hoja de trevol, y encima de la pirámide otra buena capa de mica para aislar electricamente del exterior. Y todo esto posíblemente forrado de basalto, y siendo el agua uno de los ingredientes imprescindibles ya que el río San Juan se cambió el recorrido para que rodeara a la construcción. Además había algo de alineamiento con las Pleyades.
Con todas estas pistas, ¿para qué pudieron construir los extraterrestres esta construcción? respuesta de valdeandemagico: aún no lo sabemos.

De cuando son, pues las tradiciones de los propios Aztecas, quienes mencionaban que fue la divinidad QUETZALCÓATL quien la construyó en el año 3113 AC.
Todo este complejo arquitectónico está orientado según el eje de la mayor de las pirámides, la "Pirámide del Sol", con una desviación de 15 grados y 30 minutos con respecto al Norte verdadero, que hace coincidir su eje con el paso del Sol a través del zénit. La base de esta pirámide no llega a ser tan exacta como la de la Gran Pirámide, en este caso sus medidas son de 222 X 225 metros, prácticamente lo mismo que la egipcia (230 metros), y su altura es algo menos de la mitad, 147 metros la situada a las orillas del Nilo y 65 metros la mexicana, sobre cinco cuerpos o niveles superpuestos en los que se han detectado algunos túneles y corredores, así como un pozo de unos 7 metros de profunidad al pie de la escalera principal y que termina bajo la pirámide en una gruta con forma de cuatro pétalos. Curiosamente a diferencia de otras pirámides y templos de la antigüedad la Pirámide del Sol esta orientada al poniente.
Cuando Hernán Cortes y sus hombres conquistaron el imperio azteca en el siglo XVI preguntaron sorprendidos a los nativos dada la grandiosidad de estas ruinas, quiénes habían construído tan colosales edificios y avenidas. Los aztecas contestaron que ellos no fueron los autores, sino los "quinanatzin", una raza de dioses gigantes que habían llegado desde el cielo en tiempos del "Segundo Sol" (según la mitología azteca ahora vivimos en la época del Quinto Sol, que desaparecerá por una catástrofe al igual que los "otros soles"). Del mismo modo desconocían el nombre verdadero de la ciudad y la llamaron Teotihuacán, que en su lengua significaba "ciudad donde los hombres se convierten en dioses".Contaron a los españoles que en la antigüedad la Pirámide del Sol o de Tonatiuh estaba recubierta de basalto negro pintado con todos los colores del arco iris, pero insistieron en que cuando ellos llegaron hacía ya siglos que estaba todo abandonado y sólo la utilizaban para ritos ceremoniales religiosos.
En una de las ocasiones encontraron unos frisos de color rojizo. En uno de ellos había una representación de grandes multitudes humanas organizadas en interminables filas sobre las que parecían seres sobre escudos suspendidos en el cielo, que dirigían desde el aire todo el movimiento de gentes que sucedía más abajo. Al poco tiempo fueron tapadas estas y otras excavaciones por falta de presupuesto con que mantenerlas y evitar así su deterioro.
Dentro de las curiosidades que podemos encontrar en Teotihuacán fue el descubrimiento en 1.906 de una gruesa capa de "mica" en la parte superior de la Pirámide del Sol. La mica es un mineral del grupo de los silicatos, compuesto por unas hojuelas muy brillantes, elásticas y extremadamente delgadas, pero sobre todo un elemento muy resistente a la electricidad y al paso de neutrones, siendo un perfecto aislante dentro de un reactor nuclear. Como seguramente habrá gente que asocie este hecho a una simple casualidad en la construcción de la pirámide sin ninguna importancia, basta decir que jamás se ha encontrado este mismo material en ningún otro yacimiento arqueológico americano (existe un templo muy próximo a la Pirámide del Sol que también posee mica), y que este tipo de mica, sólo se puede encontrar en Brasil, y es en la actualidad uno de los más apreciados para la elaboración de aislantes eléctricos en todo el mundo.
Un año antes de este descubrimiento, en 1.905, se iniciaron las excavaciones en Teotihuacán por parte de Leopoldo Batres para limpiar la base y la superficie de la Pirámide del Sol. Fueron necesarios 5 años para retirar miles de toneladas de tierra dispersada artificialmente por alguna extraña razón que se encontraban sobre ella. Estaba toda su superficie cubierta por una capa de 4 metros de tierra que fueron depositados cuidadosamente parece ser antes del abandono de la ciudad. Es como si hubiesen pretendido ocultar o aislar a la pirámide del resto del mundo.

Este arqueólogo ante la premura y ambición decidió usar dinamita para extraer la tierra que la cubría y estuvieran listas para el festejo de los 100 años de la Independencia de México.

A causa de la dinamita y la avaricia de este arqueólogo, la capa de mica que cubría la cima de la pirámide fue desmantelada y vendida, pues en esa época 1910, la mica era un aislante bastante caro, pues aún no existían los plásticos.
Pero había mica en más sitios.
Veamos que nos dice Däniken:

Durante mi última visita a Teotihuacán, un nuevo misterio atrajo mi atención. En una cena, el ingeniero mexicano Gerardo Levet me preguntó: “¿Vio usted las capas de mica que fueron encontradas en las ruinas?”

“¿Mica?”, me sorprendí: “¿Qué tiene eso de especial?”

La mica tiene algunas muy sorprendentes cualidades. Por ejemplo, es resistente al calor y puede incluso absorber extremos cambios de temperatura, los llamados golpes de temperatura, por arriba de los 800 grados Celsius. Hoy en día, delgadas placas de mica son utilizadas como ventanas en altos hornos. La mica es también un extremadamente eficiente aislante eléctrico. Es resistente al arco voltaico, lo cual significa que aun si usted añade alto voltaje, ninguna chispa rebotará de una placa de mica a la siguiente. Esta capacidad aislante hizo a la mica ideal para ser usada con modernos materiales, por ejemplo en la tecnología de alta frecuencia, equipos de radar y ahora también en computadoras. La mica es resistente a todos los ácidos orgánicos. Incluso las delgadas placas de mica no se descomponen por el ácido. ¿Cómo acaba este raro y único material en Teotihuacán?”.
la placa de mica en Teotihuacán ha sido artificialmente incrustada entre placas de piedra, como un sándwich.”


Quise averiguar más. Al día siguiente, mi asistente, Ralf Lange, y yo anduvimos entre las ruinas. Les pregunté a varios guardias por las placas de mica. Todos ellos aparentaban no saber nada al respecto. ¿Gerardo Levet había estado alucinando? Finalmente, encontramos a un anciano señor que nos dijo que las capas de mica se hallaban a unas doscientas yardas de la Pirámide del Sol. Pero agregó que no estaban abiertas para los turistas y habían sido cubiertas con planchas de hierro y cerradas con candado. Nosotros quisimos ir a ver de todos modos. Después que buscamos por un rato, la verdad es que encontramos varias planchas de hierro en el sitio indicado bajo un improvisado techo de madera. Un joven guardia con uniforme azul nos observaba y nos seguía. Nuestros argumentos económicamente apoyados por fin lo convencieron para sacar unas llaves del bolsillo y levantar la primera plancha de metal.
En cuanto el Sol dio en el fondo del agujero, sus rayos fueron reflejados brillantemente por la mica, que cubría el suelo en piezas de un tamaño de cuatro por ocho pulgadas. El mismo efecto sorprendente se repitió cuando la segunda y la tercera y finalmente la cuarta plancha de hierro fueron levantadas. Ahora podíamos distinguirlas claramente: las placas de mica estaban metidas entre las placas de piedra formando el cielorraso de la habitación de abajo. Una placa de piedras, todas apiladas una encima de la otra y unidas con argamasa, era seguida por una placa de mica, de aproximadamente tres pulgadas de espesor, y luego otra placa de piedras apiladas. Removí una de las placas de mica y la sostuve contra la luz. Podía ser fácilmente dividida en delgadas láminas con el pulgar. Era indudablemente mica moscovita, del tipo que nuestros abuelos acostumbraban llamar “vidrio de Moscú”.

Varias habitaciones fueron aisladas con un cielorraso de mica.

¿Fueron llevados a cabo experimentos en las habitaciones? Gerardo Levet afirma que un arqueólogo amigo de él le contó que dos tuberías corren directamente desde estas habitaciones hasta el centro de la Pirámide del Sol. Se conoce la existencia de una cámara debajo del centro de la Pirámide del Sol, pero la entrada está bloqueada por pesadas puertas de hierro. ¿Qué se oculta al público allí?

Al estar la mica entre dos capas de piedras, significaba que su utilización no tuvo que ver con el calor, sino con la electricidad.

Y lo encontrado por la funcación Viking:

Fui pirámide abajo hasta un recinto emplazado a unos 300 metros al sur de su vertiente occidental. Era un lugar que pasaba completamente desapercibido. Se trataba de un sencillo cobertizo de techo de uralita, asentado sobre un muro supuestamente antiguo, hecho de piedra volcánica y cemento. Tan humilde techumbre protegía una puerta de metal clavada en el suelo y ésta un inesperado tesoro.
«Unos años después de caer Batres en desgracia y terminar exiliado en París, un equipo de arqueólogos volvió a descubrir mica en Teotihuacán». Mi discreta inspectora sacó una llave de su guerrera verde y abrió el candado que bloqueaba la puerta. «Por suerte todavía está aquí. Intacta. Puede verla usted mismo».
Eché un vistazo, intrigado. «Llamamos a este lugar el Templo de la Mica», me dijo. La suya era una definición muy generosa.Allí no quedaba nada de un templo, y la mica, según explicó, fue dispuesta en el suelo, a modo de aislante, por los constructores de aquel recinto. Por qué lo hicieron seguía siendo un misterio.«En total, aquí hay casi 28 metros cuadrados de suelo de mica.Están divididos en varias planchas de unos seis centímetros de grosor. Con lo frágil que son, nadie se explica cómo las transportaron hasta aquí sin romperlas».

Mi guía tenía razón. Pero ignoraba un hecho, si cabe más sorprendente: según los análisis efectuados por la Fundación Viking, descubridora de aquel recinto, la mica tenía un DNI inconfundible que decía de dónde había sido extraída. Al estar formada por oligoelementos específicos, se supo que había salido de una veta rocosa situada a más de 3.200 kilómetros de distancia. En Brasil.

Fue sin duda Pedro Armillas el impulsor del conocimiento del uso de la mica en
Teotihuacan ya que en su artículo “Exploraciones Recientes en Teotihuacan, México”
explica con detalle el descubrimiento de los pisos de mica durante sus exploraciones
en el Grupo Viking y se pregunta abiertamente para que sirvieron:
“Un descubrimiento muy sorprendente se hizo durante la exploración de 1942. En un
patio interior del edificio, debajo de un piso y una capa de grava de 20 cms. de
espesor se encontró una capa de láminas de mica en toda la extensión del patio
mencionado (...) Un corte practicado en un ángulo mostró que existen dos capas
semejantes superpuestas, separadas por otra de tierra de 6 cms. de espesor. El
grueso de cada uno de las capas de mica es igualmente de 6 cms (...)

El valor del río de San Juan
Mayor fue mi asombro cuando me di cuenta que cada brazo del río de San Juan (los riñones de Teotihuacan según Jose Martin Pineda) en su forma de ‘u’ era equidistante del eje paralelo a dicho brazo, por lo que todo el río tiene el mismo valor a lo largo de su recorrido.

A qué se debe esta coincidencia? A que no es un hecho casual, se sabe que el río fue desviado artificialmente por los teotihuacanos para encapsular al templo de quetzalcoatl.


Además, en el año de 1990 alguien de origen misterioso postuló que si se sube a las pirámides el 21 de marzo (equinoccio de la primavera) con ropa blanca y se alza las manos, uno se convierte en celda fotovoltaica y se carga de energía. En 1995 la UNESCO declaró esto “Mito Urbano Patrimonio de la Humanidad”. El 21 de marzo de 2007 ya hubo medio millón de celdas fotovoltaicas paradas en la pirámide. El día 22 la pirámide medía dos metros menos.

Canalizaciones
Un descubrimiento, accidental, tuvo lugar en 1971, tras una época de lluvias torrenciales. Justo enfrente de la escalinata central de la pirámide, se descubrió una cavidad subterránea. En ella, había unos antiguos escalones que llevaban, unos seis metros más abajo, a la entrada de un pasadizo horizontal. Los investigadores llegaron a la conclusión de que se trataba de una cueva natural que había sido artificialmente agrandada y perfeccionada, discurriendo bajo el lecho de roca sobre el que se asentaba la pirámide.

Es evidente que la cueva original se transformó de forma intencionada, ya que el techo estaba hecho de pesados bloques de piedra y las paredes del túnel estaban enlucidas con yeso. En varios puntos a lo largo de este pasadizo subterráneo, las paredes de adobe se desvían en ángulos agudos.

A casi 46 metros de la antigua escalinata, del túnel surgen dos cámaras laterales alargadas, como dos alas extendidas; es un punto que se encuentra exactamente debajo del primer nivel de la pirámide. Desde aquí, el pasadizo subterráneo, normalmente de algo más de dos metros de alto, continúa durante otros 60 metros; en su parte más profunda, la construcción se hace más compleja, con la utilización de diversos materiales; los suelos, colocados por segmentos, eran de factura humana; había también tuberías de drenaje para propósitos aún desconocidos (quizá conectadas con una corriente subterránea ahora extinta).

Por último, el túnel termina bajo el cuarto nivel de la pirámide, en una zona vaciada que parece una hoja de trébol, sostenida por columnas de adobe y losas de basalto.

¿Cuál era el propósito de esta compleja estructura subterránea? Dado que las paredes tenían brechas anteriores al descubrimiento en tiempos modernos, no nos es posible decir si los restos de vasijas de arcilla, las hojas de obsidiana y las cenizas de carbón aparecidos allí pertenecen a la fase primitiva de uso del túnel. Pero la cuestión de lo que, además de la observación del cielo, se hacía en Teotihuacán, se ha visto agravada con la realización de otros descubrimientos.

La Calzada de los Muertos parece extenderse como una pista ancha y lisa desde la plaza de la Pirámide de la Luna hacia el horizonte sur; pero, en realidad, su liso curso se ve interrumpido en una sección situada entre la Pirámide del Sol y el río San Juan. La pendiente total desde la Pirámide de la Luna hasta la Pirámide del Sol está aún más acentuada en esta sección de la Calzada, y un examen sobre el terreno indica con toda claridad que esta pendiente se logró gracias a un corte deliberado en la roca virgen; en total, la caída desde la Pirámide de la Luna hasta un punto más allá de la Ciudadela es de casi treinta metros.

Aquí se crearon seis segmentos para levantar una serie de paredes dobles en perpendicular al curso de la Calzada. La corriente quizá comenzara en la Pirámide de la Luna (donde se encontró un túnel subterráneo que la circundaba), enlazando de algún modo con el túnel subterráneo de la Pirámide del Sol. La cadena de compartimentos podría retener o dejar ir el agua de uno a otro, hasta que al final el agua llegaría al desvío canalizado del río San Juan.

¿Sería esta corriente artificial el motivo para decorar la fachada de la Pirámide de Quetzalcóatl con aguas onduladas, en un lugar de tierra adentro, a centenares de kilómetros de cualquier mar?

La relación de este lugar del interior con el agua parece confirmarse con el descubrimiento de una enorme estatua de Chalchiuhtli-cue, diosa del agua y esposa de Tláloc, dios de la lluvia. La estatua, que se exhibe en la actualidad en el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México, se encontró de pie en el centro de la plaza que hay frente a la Pirámide de la Luna.

En sus representaciones pictóricas, la diosa, cuyo nombre significa «Dama de las Aguas», se la mostraba normalmente con una falda de jade decorada con caparazones de caracolas. Sus adornos consistían en unos pendientes de turquesa y un collar de jade o de otras piedras verde azuladas, del cual colgaba un medallón de oro. La estatua repite el mismo atuendo y elementos decorativos, y parece que también estaba adornada con el mismo colgante de oro, incrustado en una cavidad, que fue sustraído por los ladrones.

En sus representaciones pictóricas se la suele ver con una corona de serpientes, o adornada con ellas de algún otro modo, indicando con ello su pertenencia a esa dinastía de dioses serpientes de los mexicanos.

¿Acaso Teotihuacán se diseñó y se construyó como una especie de central hidráulica en donde se utilizaba el agua para algún proceso tecnológico?

Nos da la impresión de que la presencia del Señor y la Señora del Agua, junto con la principal deidad Quetzalcóatl, la avenida en pendiente, todas esas estructuras, cámaras subterráneas y túneles, la desviación del curso del río, las secciones subterráneas con sus desagües, y los compartimientos bajo tierra forrados de mica, eran, todos ellos, componentes de una planta concebida científicamente para la separación, el refinado o la purificación de sustancias minerales.


La Pirámide del Sol, fuera de la Ciudad de México, está alineada con las Pléyades, ya que su cara occidental y muchas de las calles aledañas están alineadas directamente con el punto de la puesta de las Pléyades la medianoche de la noche en que está en su punto más elevado. Las Pléyades eran claramente reverenciadas también por los Mayas, quienes, en el área de Chichén Itza, sabían que el sol producía una sombra tipo serpiente que descendía del lado de la escalinata del norte de la pirámide de Kukulcan durante el equinoccio de primavera recordando el regreso de la Conciencia de la Serpiente Emplumada. Algunos estudiosos han calculado que 60 días después de la aparición de su sombra, cuando el sol alcanza su cenit sobre la Pirámide a medio día (Mayo 20-Mayo 23), hay otra alineación directa con las Pléyades. Esta alineación Pléyades-sol tiene una conexión directa con Quetzalcoatl-Kukulkan, la Serpiente Emplumada que trajo la sabiduría más grandiosa al planeta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

yo empezé con la radiactividad de chernobyl y de ahi de casualidad me enteré de que las piramides tenian un poco de radiación y de ahi descubrí muchas cosas que ni imaginaba que existieran.