Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

miércoles, febrero 02, 2011

También hay indicios sorprendentes analizando a los Tartessos.

Valdeandemagico sigue con la teoría de que fuimos creados como mano de obra barata. Es decir, seres de otros planetas, hartos de trabajar para sacar minerales, decidieron manipular una especie de la tierra, para que tuviera la inteligencia suficiente para realizar dichas penosas labores.



Como ya hemos repetido infinitas veces, el origen fue en Eridú, el Edén que dice la biblia, y en la foto de al lado vemos algunos de los símbolos que usaban nuestros creadores, haciendo mucho hincapie en el reloj que todos llevaban´. De estos símbolos, luego fueron apareciendo civilizaciones que los adoptaron como suyos, aunque más que adoptar seguramente significaban que su descendencia era común. Es decir es como si hubiera varios creadores, cada uno con su símbolo que pasaba a sus descendientes.




Muestras de esto se encuentra por todo el mundo, pero hoy toca hacernos eco de algo de España, algo que aúna pistas comunes y que podría indicarnos exactamente cuantas razas habían, es decir cuantos creadores diferentes intervinieron en el proceso de hacer que ahora estemos escribiendo estas líneas. Sabemos que los tartessos fueron una civilización muy poderosa, pero misteriosa, sus símbolos eran como los de nuestros creadores, y sobre todo, las figuras aparecidas estaban en una de las minas de minerales más importantes de la prehistoria, y como ya hemos dicho, el problema de nuestros creadores estaba con el oro que necesitaban.
Argantonio (?, h. 670 a. C. - ?, h. 550 a. C.) sería el último de la dinastía. Vivió 120 años, lo cual parece mucho, pero según nuestra teoría, sabiendo que los descentiendes directos de Eridú siempre iban viviendo un poco menos, pues no lo vemos extraño. Logicamente los primeros creadores, fueron Gárgoris y Habis, y esos si que vivieron muchos más años. Ellos fueron los que les enseñaron la agricultura y las leyes. El relato se sitúa tras la creación del mundo y las luchas de los titanes y los dioses. Y ya sabemos lo que son titanes y lo que son dioses con minúscula.



En la Casa-Museo Posada del Moro, en Torrecampo (Córdoba), se esconde una de las colecciones arqueológicas más sorprendentes e inquietantes que existen, no sólo en España sino en el mundo entero. En sí, es todo un pulso a la ciencia y a la historia oficial que podría quebrar lo que sabemos o creemos saber sobre nuestro pasado.
Nos situamos en Riotinto, en Huelva, una zona minera, árida y hostil, tanto que las únicas formas de vida encontradas en las veredas del río que da nombre al lugar son microscópicas.

Allí, en 1974, en un lugar que hoy es conocido como «El Llano de los Tesoros» las excavadoras buscaban abrir nuevas vías para la explotación. Sin pararse a considerar dónde horadaban sus palas, atravesaron accidentalmente la roca de una cueva sellada. Aparecieron en su interior huesos, cerámicas y, lo más inquietante, un total de en torno a 70 esculturas que representaban bustos humanos algo más que peculiares.
Las esculturas pertenecían a hombres de diversas razas y morfologías, un mosaico de humanos procedentes de diferentes partes del planeta pero representados como formando parte de la colectividad.
Entre esos bustos pueden identificarse hombres de raza europeoide, caucásica, negroide o amerindia. En ellos no hay espacio para lo extravagante; son representaciones fieles y realistas, en las que el artista reflejó aquello que veían sus ojos. Algunos modelos son más que inquietantes, puesto que los autores de las esculturas nunca pudieron haber conocido a los seres que las inspiraron.
http://4.bp.blogspot.com/--JNL_nGc0SU/VTEzn4lfeRI/AAAAAAAAeDM/XWTGqNupKjU/s1600/Riotinto.jpg
Analizados por los departamentos de mineralogía y petrología de la universidades de Córdoba y Granada, se aplicaron diversas técnicas de análisis y datación, entre otras la de Difracción de Rayos X y la de Espectroscopia de inducción de Plasma. De este modo se confirmaría su autenticidad.
Se averiguó que en la pátina que recubre las esculturas hay trazas de elementos procedentes de aguas residuales mineras de las mismas características que las existentes en Riotinto. Así pues, fuera la que fuera, la cultura responsable de las esculturas tuvo que haberse asentado allí.
Según el historiador y arqueólogo Rafael Gómez Muñoz, «el hecho de que este grupo de esculturas apareciese en una explotación minera de oro, cobre y plata, conocida desde los primeros tiempos de la antigüedad, y que se hallan encontrado huesos humanos hace suponer que los personajes representados debieron estar relacionados con el entorno minero».
http://3.bp.blogspot.com/-E0-UFGtnv5I/TVl48wKYdwI/AAAAAAAAEy8/rtDIqrBVPQ8/s1600/escultura1.png
Otros estudios efectuados por la Universidad de Granada no han hecho sino incrementar la dosis de misterio. Al no tratarse de restos orgánicos, sus técnicos no pudieron datar las piezas de forma concreta. A todo lo que se atrevieron es a dictaminar: “Geológicamente, tienen mucho tiempo”. Sí puedo decir que hay investigaciones que apuntan hacia una antigüedad de 11.000 años.
http://1.bp.blogspot.com/-_B2Ev5GZt_4/TVl5u9YSKGI/AAAAAAAAEzM/z5V9ULah6KY/s1600/escultura2.png
Pero aún queda otro misterio, el mayor de ellos. Y es que algunas de esas esculturas representan a homínidos que ni tartessos ni fenicios pudieron haber conocido jamás.
Y es que en la colección de Torrecampo hay rostros de Australopithecus, desaparecidos hace más de un millón de años y de los que no se supo nada hasta que los primeros fósiles aparecieron en la década de los treinta del pasado siglo, de Horno Sapiens arcaico, que supuestamente desapareció hace 300.000 años, y también de neanderthales, extinguidos hace más de treinta mil años y descubiertos en estado fósil a mediados del siglo XIX.
Cuestión ante la que se nos abre otra contingencia, aunque verdaderamente sorprendente, la posibilidad de que alguno de los homínidos representados en estas esculturas pudiera haber sobrevivido a la extinción de su especie.
Según Gómez Muñoz, «resulta demoledor para un arqueólogo e historiador convencional observar esta muestra, pues parece indicarnos que los homínidos convivieron con el hombre moderno, lo que rompe de lleno la teoría de la evolución de Darwin». Por su parte, el epigrafista Jorge Díaz añade que «nos encontramos ante innegables representaciones escultóricas de una especie intermedia entre el mono y el hombre moderno; es decir, frente a individuos con caracteres simiescos que, sin lugar a dudas, son del tipo hominóideo paleoantropo».
Lo que sí sabemos es que de algún modo los autores de las esculturas supieron de la existencia de los Australopithecus, Homo Sapiens arcaicos y los neanderthales, cosa que nunca pudieron haber sabido de acuerdo con las cronologías oficiales, eso significa que quizá dichas cronologías están erradas
http://1.bp.blogspot.com/-3AyvulR3__o/TVl5LinjkYI/AAAAAAAAEzE/fbWyxN4ecvk/s400/escultura3.png


Información adicional:


Un conjunto de setenta esculturas, representaciones de hombres, homínidos y
humanoides, con un antigüedad de mas de 11000 años fueron encontradas en Huelva
en el área minera de Ríotinto. Este hallazgo no solo pone de manifiesto que el
hombre actual y los homínidos pudieron convivir en el mismo tiempo y lugar
,contradiciendo con ello la teoría de la evolución, sino también abre las
puertas a la hipótesis extraterrestre. Este descubrimiento extraordinario es
considerado por algunos investigadores como evidencias arqueológicas de la
mítica Atlántida

http://3.bp.blogspot.com/-r2cw5E0-y9k/URQY6-pHSGI/AAAAAAAADek/pPpRIJn79Fs/s400/untitled4.png

En 1974, en la zona conocida como "Llano de los Tesoros" del área minera de
Riotinto (Huelva) cuando se estaban realizando obras de desmonte para descubrir
la roca madre del mineral aurífero, en un terreno en donde abundan las cuevas y
galerías subterráneas, la máquinas excavadoras horadaron la cubierta de una
cueva sellada extrayendo con su pala huesos, cerámicas y esculturas. La empresa
constructora ordenó inmediatamente que fueran arrojados a los escombros ante el
temor de que pudiese intervir la administración y ordenase la paralización de
las obras.

http://photos1.blogger.com/blogger/1237/204/1600/cara2.jpg Tres empleados de la contrata que se hallaban trabajando en el lugar con su
maquinaria recogieron las esculturas y posteriormente las trasladaron en
camiones, cubiertas de arena, a una finca de Córdoba en donde han permanecido
ocultas hasta que pudo hacerse cargo de ellas el geólogo Esteban M. Triguero y
llevadas a Torrecampo (Córdoba) para ser estudiadas.

http://1.bp.blogspot.com/-3AyvulR3__o/TVl5LinjkYI/AAAAAAAAEzE/fbWyxN4ecvk/s1600/escultura3.png Este hallazgo arqueológico puede significar uno de los mayores revulsivos tanto
para la ciencia como para la historia. Las setenta esculturas recuperadas de las
más de doscientas que fueron extraídas de la cueva, representan la diversidad
racial del planeta; pero además, entre ellas se encuentran unas esculturas
paleoantropoides y otras más extrañas aún ya que son auténticas reproducciones
de las conocidas figuras de alienígenas de rostro triangular, boca menuda y ojos
oblicuos. Lo extraordinario de este conjunto escultórico es que fue realizado
hace más de 11.000 años. La pregunta que surge ante este descubrimiento es
inevitable: ¿cómo pudieron ser representados juntos estos personajes, por un
escultor de hace más de 11000 años?


http://www.torrecampo.es/uploads/images/posada-del-moro.jpg
Demostrada su autenticidad por las Universidades de Córdoba y Granada, la
hipótesis salta a la palestra: los personajes representados en las esculturas
del Llano de los Tesoros vivieron en un periodo y lugar que la leyenda histórica
hace corresponder con la Atlántida; en consecuencia, podemos encontrarnos ante
un testimonio tangible de quienes fueron sus protagonistas, los habitantes de la
Atlántida. Pero de aceptarse esta hipótesis, tendríamos que admitir que en la
mítica Atlántida convivieron los hombres inteligentes, los homínidos y,
posiblemente, alienígenas o cuando menos tenían ya noticias directas de ellos,
de lo contrario no podrían haber sido representados escultoricamente.

Este supuesto hace saltar los resortes -bien anclados hasta ahora- de la teoría
de la evolución de Darwin la cual hace imposible el que hombre y homínido
hubiesen podido convivir en fechas tan recientes; tanto es así que entre el
hombre actual y el Australopithecus hay una distancia de más de cuatro millones
de años. Los únicos que protagonizaron un periodo de corta convivencia -según la
ortodoxia científica- fueron el Homo sapiens y el hombre de Neanderthal, hace
aproximadamente 35.000 años.

Pero la evidencia nos muestra parámetros bien distintos al observar estas
escultoras, ya que el escultor que realizó esta obra, dado el realismo con el
que están hechas las figuras, o bien los tuvo delante, posando para él o bien
tuvo unas referencias muy precisas sobre nuestros supuestos antecesores, cosa
improbable ya que hasta el pasado siglo XIX no se conocían. Por tanto, estas
esculturas suponen una contradicción científica si intentamos explicarnos como
pudieron ser realizadas en la fecha admitida para su procedencia. Pero aún se
abren otras incógnitas de dimensiones mas trascendentales: ¿por qué quisieron
ser inmortalizados? ¿pretendieron transmitirnos algún mensaje por medio de esta
representación poblacional?

Las misteriosas escultura pretartésicas
No cabe duda de que estamos ante uno de los hallazgos arqueológicos mas
enigmáticos y quizás mas importantes para la historia de la humanidad, pues bien
pudiera ocurrir que estas esculturas sean testigos silenciosos de un pasado bien
diferente al que hemos construidos intelectualmente para la especie humana.

El historiador y arqueólogo Rafael Gomez Muñoz comenta: "El hecho de que este
grupo de esculturas apareciesen en una explotación minera, de oro, cobre y
plata, conocida desde los primeros tiempos de la antigüedad, me hace suponer que
estos personajes representados debieran estar relacionados con el entorno minero
y me lleva a preguntarme si los homínidos sirvieron como mano de obra, dada su
inferioridad intelectual. Pero de ser así, si estos homínidos fueron
trabajadores de las minas, me cuestiono el motivo por el que fueron enterrados
junto a los señores e inmortalizados del mismo modo, ya que fueron extraídos de
la misma necrópolis. "Desde luego si los homínidos trabajaron para el sapiens y
fueron enterrados juntos y con los mismos honores nos encontramos posiblemente
ante un pueblo que carecía de desigualdades sociales desde el contexto en el que
hoy las entendemos; una sociedad que respondería con su comportamiento al lema:
"dar a cada uno según su capacidad y según su necesidad, sin desigualdades" ya
que los homínidos realizaron el duro trabajo de las minas por su inferioridad
intelectual pero tendrían el mismo rango social y beneficios que los señores ya
que fueron enterrados con la misma dignidad.

Los primeros estudios geológicos realizados a estas esculturas las sitúan en una
época pretartesica En la Edad de los metales surgió el primer estado de cuya
existencia histórica se tiene noticia cierta y que la leyenda relaciona con la
Atlántida, el estado de Tartessos, en el sudeste peninsular. Pero los
historiadores convencionales sitúan al reino de Tartessos en época posterior
(III a. C.) al estimado para las esculturas de Torrecampo, (más de 11.000 años)
con lo que estas esculturas quedan catalogadas dentro de un periodo
pretartesico. Sin embargo, para los historiadores más progresistas Tartessos fue
una civilización que se desarrolló en épocas muy anteriores a las establecidas
oficialmente para esta cultura, por lo que ven en ella un testimonio
arqueológico atlánte, ya que consideran la posibilidad de que el reino de
Tartessos que ha conocido la Historia fuese la reminiscencia de una antiguo
reino de magnas dimensiones y antigüedad, la mítica Atlántida. De lo que se
deduce que estas esculturas cuya realización se produjo hace mas de 11.000 años
pueden ser una manifestación artística y religiosa de la civilización atlante.

Las esculturas debieron estar sustentadas sobre una base cuadrada y apoyadas
sobre una pared o columna, tal y como parece indicar la parte posterior de los
bustos que es bastante lisa. Junto a ellas se encontraron también escultoras de
leones y linces. El realismo con el que fueron hechas evidencian que los
personajes posaron ante el escultor.Las cabezas presentan una pátina compuesta
de sulfatos y complejos minerales procedentes de las aguas residuales de la
actividad minera datos que confirman la procedencia de estas del área minera de
Riotinto.

Humanos, homínidos y humanoides en una necrópolis de hace más de 11.000 años
Las esculturas concentradas hoy en Torrecampo ( Córdoba ) en la Casa-Museo
Posada del Moro podrían haber querido ser una fiel representación de las razas
humanas existentes en aquella época: europeoides, negroides, mongoloides y
amerindia; una especie de ONU de nuestros antepasados, pero además, esta muestra
incluye un número variado y extenso de representaciones de homínidos: varios
tipos de Australopithecus y Neanderthales, algo así como una manifestación
documental de dos especies surgidas de troncos diferentes que fueron coetáneos
con lo que el sapiens no descendería de los de ellos sino que convivieron y que
lo hicieron en condiciones de igualdad, a pesar de las obvias desigualdades
fisiológicas.

Con independencia de la intención con la que fueron realizadas estas esculturas,
lo cierto es que nos da una referencia sobre nuestros orígenes a la que se añade
un elemento innovador: la participación extraterrestre en la creación del
hombre.; esto es lo que sugiere la presencia dentro del grupo de esculturas de
cabezas de humanoides. También podría sugerir que estos humanoides mantuvieron
un estrecho contacto con los habitantes de la zona ya que son representados como
formando parte de la colectividad, hasta el punto de haber sido enterrados
juntos.

Todas estas figuras estaban dentro de un contexto de necrópolis y según el
arqueólogo e historiador R. Gomez Muñoz : "Resulta demoledor para un arqueólogo
e historiador convencional observar esta muestra ya que parece indicarnos que
los homínidos convivieron con el hombre moderno, lo que rompe de lleno la teoría
de la evolución de Darwin". Poe su parte el antropólogo G. Diez añade: "Nos
encontramos ante las innegables primeras representaciones escultóricas de una
especie intermedia entre el mono y el hombre moderno; es decir, ante individuos
con caracteres simiescos que sin lugar a duda son del tipo hominoideo
paleoantropo".

Efectivamente allí están representados diversos tipos de Australopithecus que
debieron haberse extinguido hace un millón y medio de años ; también lo está el
sapiens arcaico que supuestamente hizo lo mismo hace 300.000 años y el
Neanderthal, cuyo último asentamiento conocido fue en Zamarrya (Málaga) hace
30.000 según las afirmaciones y valoraciones de la ciencia convencional.

La ciencia admite, ante los últimos hallazgos, que en algunos casos hubo
convivencia entre algunos de estos grupos, como ocurrió con el Homo sapiens y el
Neanderthal, pero se ha demostrado que sin embargo no hubo cruzamiento- lo cual
prueba que pertenecían a especies distintas- según avala el estudio de ADN
realizado a sus fósiles. Se sabe que el Homo Erectus de Java, por el contrario
de lo que se pensaba, coincidió también con el sapiens hasta hace 20.000 años
así lo confirma los análisis efectuados por Carl Swisher y G. Curtis del Centro
de Geocronología de Berkeley (EE.UU ).Sin embargo, no han existido hasta ahora
evidencias de que pudieran haber convivido todos los diferentes tipos de
homínidos con el hombre moderno, por lo que el conjunto escultórico de
Torrecampo supone el hallazgo mas insólito que la biología y la Antropología
pudieran haber imaginado.

Análisis recientes de ADN efectuados por el departamento de Biología Molecular
de Yale y Stanford revelan que el sapiens ha derivado de un tronco genético
distinto del de los homínidos, que entre uno y otro grupo existe una barrera
biológica que demuestra que son especies diferentes. Según esto, habrían
existido dos troncos familiares: de una parte el de los homínidos (Procónsul,
ardipithecus, los Australopithecus afarensis, africanus y robustus; Homo
erectus, habilis y Neardenthal) y de otra parte el de los sapiens (Sapiens
arcaico, Cromañon y Homo sapiens sapiens). Del primer tronco derivarían los
simios Estos resultados avalan la tesis que algunos biólogos plantean: que la
humanidad no deriva del mono sino que deriva de otro tronco y cuyo rastro mas
inmediato lo encontramos en la Eva mitocondrial, una sapiens que habitó ÁAfrica
hace 100.000 años y cuyo ADN revela que de ella descendemos la especie humana
inteligente.

Esta Eva sería el primer antecesor del hombre actual, la primera sapiens. A
partir de ahí surgirían el hombre de Cromañon y el Homo Sapiens sapiens actual.
No de otra forma podría explicarse la convivencia de los individuos, hombres y
homínidos representados en el conjunto escultórico de Torrecampo Wallace, alumno
de Darwin y descubridor junto a él de la teoría de la evolución de las especies
afirmaba que el evolucionismo era aplicable a toda especie menos al hombre ya
que: "algún poder inteligente ha guiado o determinado el desarrollo evolutivo
del hombre porque este es verdaderamente una excepción para el metódico sistema
de las leyes biológicas."

El descubrimiento de este conjunto escultórico supone una prueba arqueológica de
la convivencia entre homínidos y hombres y de valorarse correctamente se
salvarían los vacios existentes en la teoría de la evolución de las especies.
Pero que duda cabe que lo mas inquietante que nos ofrece este conjunto
escultórico son las representaciones de los supuestos extraterrestres. ¿Cómo
explicar las esculturas de humanoides? Autores como Zecharia Sitchin o Alan
Alford tendrían las respuestas.

Zecharia Stchin (autor de El duodécimo planeta) propone que la creación del
hombre fue llevada a efecto por los nefilim o dioses extraterrestres que
llegaron al planeta Tierra hace unos 400.000 años y crearon trabajadores para
las minas, la raza humana. Esta creación se realizó a partir de diferentes
combinaciones de ADN de los visitantes extraterrestres. El premio Nobel Francis
Crick (descubridor junto con Watson del mecanismo básico del ADN) en su obra La
vida misma sostiene que debió existir una panspermia dirigida inteligentemente
en la creación. Estos microorganismos habrían sido enviados y controlados por
una civilización extraterrestre, con lo que la vida en todas sus manifestaciones
hubiera sido una creación manipulada por extraterrestres.

El hecho de encontrarse cabezas humanoides dentro del conjunto escultorico del
Llano de los Tesoros podría certificar la hipótesis de Crick y la especulación
de Sitchin. ¿Cómo sería posible, de lo contrario, esta concurrencia de
personajes hace mas de 11.000 años ? Son tan alarmantes las preguntas y
respuestas que pueden ser suscitadas ante estas esculturas, que han sido
relegadas en un pequeño museo de un recóndito pueblo de Andalucía sin que hayan
saltado por su espectacularidad a la opinión pública y científica ya que esto
exigiría un pronunciamiento de la ciencia y la historia ortodoxa poco acorde con
los postulados que hoy sustentan

La autenticidad de las esculturas
El conjunto escultórico de Torrecampo ha sido analizado por los departamentos de
Mineralogía y Petrología de dos Universidades, la de Granada y Córdoba. En ellas
se aplicaron diversas técnicas, entre otras la de Difracción de Rayos X y
Espectroscopia de Inducción de Plasma. De este modo se confirmó mediante el
siguiente informe -"que la roca de la que están labradas procede de las antiguas
canteras del Mioceno Superior de Niebla (al este de Huelva) y que su
cortificación exterior está compuesta por óxidos y sulfatos de las aguas
residuales del área minera, así como de una gama de elementos químicos de los
criaderos minerales tales como hierro, cobre, plomo, cobalto y otros que se
asocian a ellos como el litio, vanadio, bario, lentano (este elemento da
autenticidad a la escultura) y zirconio, procedentes, tal vez, de la actividad
humana, tanto minera como metalúrgica".

La analítica realizada en Córdoba de las muestras extraídas de las esculturas
describe que el material con el que se han construido pertenece a una arenisca
calcárea que contiene gran número de fósiles entre los que destacan algas
calcáreas y fragmentos de bivalvos y foraminíferos.

http://91.229.239.8/fg/1368/43/venta-de-chalets/Buen-precio...-la-monacilla-505-m2-136843018_2.jpg


Lo más curioso es que ese mismo símbolo también estaba en América.

El culto a Venus “Un dios en el firmamento”Estrella de ocho puntas
Cultura mexica.

Posclásico tardío (1200-1521 dC).

Andesita tallada.Col.

Museo Nacional de Antropología. INAH-CNCA.

Este tipo de relieves eran utilizados como pedestales para los rituales asociados al planeta Venus, al que los mexicas llamaban Huey Citlali “la gran estrella”. Está rodeada por 24 chalchihuites que simbolizan el líquido precioso que este astro retenía en las temporadas de secas.

Nota:
Hoy en día hay réplica en las rotondas de La Monacilla Golf, http://2.bp.blogspot.com/_Eq-YSFrew1o/TM7GEi5lM8I/AAAAAAAAAA0/tEtslP-EFNo/s320/monacilla.jpg

Los Rothschild y la venta de las minas de Río Tinto en el proceso de la Ley General de Desamortización de Madoz

En 1873 fueron vendidas a un consorcio británico,  http://www.juntadeandalucia.es/culturaydeporte/archivos_html/sites/default/contenidos/archivos/Riotinto/documentos/A._Rio_Tinto._Fondo_MINAS_DE_RxO_TINTO.pdf
https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AACOEmuh1qvnwnITqRSwe3f_a/10?token_hash=AAGH6AXvcFIrQDN0GIPCzcMULW08Quk12qpoyMknuSkyJg&expiry=1435072887https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AABC0AsanEUNmMxbSjqgjqPna/0?token_hash=AAFXka9dMQCIImZ1E5dpfK_5nsLAUK1GLV917mfuFDkCyw&expiry=1435073364
https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AADLF3x3S1WCN50KUl82O4oTa/7?token_hash=AAHw-5NA21Eu_2HNb-911NZFjpWKCHEwLd-pIgxzaLHfOw&expiry=1435073039
https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AAAS9ebVeo_g-84VngTMw_Dga/5?token_hash=AAEv-AhePxs2meTcm0xQkAaGYlApCKsqRXPdwgNZ-7nI_A&expiry=1435073073
https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AACETudptdtDIXEouZWaZyzAa/2?token_hash=AAEOd80jYdb8b8yDQ731doQ9AU5luU7t0ybVjaK0-wOwCQ&expiry=1435073114https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AAB7AwdZblsOYnROSAe8azoJa/1?token_hash=AAG06aMsp9wOF0YyUMhWZmHxX272DElvbt0j0FdMb-BlSA&expiry=1435073134https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AABmpdveS41KDOjQ3tzmMlqda/8?token_hash=AAFLA_YH5uznEyTdKQb-eZQyqw2vuexJ3BQcEUiuwDNtJw&expiry=1435073164https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AAAkt8Ahevv4dP922LlfkaDqa/3?token_hash=AAFq5xuLCYkcmyVWbIPXZoGSB22CrOKIaj1fRycDMyYT7w&expiry=1435073100https://dl.dropboxusercontent.com/sc/2fbiefm589q68wg/AADxyUy0iz5C1fojaqjAw_Tqa/9?token_hash=AAHer-TtBbHNPAGj9ZSxO846O-q8wH1pves4YrdMntkBhg&expiry=1435073019

2 comentarios:

koper dijo...

felicidades, y gracias por compartir. Brillante.

Oculto dijo...

Una magistral forma de defender la teoría de la Atlántida ligada a Tartesos. Me ha encantado el ejercicio de documentación y sobre todo las imágenes, algunas no las había visto en ningún otro blog sobre el tema.