Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

jueves, octubre 27, 2011

La inmortalidad es cancerígena

Según la teoría del todo de Valdeandemagico, una de las causas que producen el cancer en las máquinas moleculares que somos los seres vivos, es que hay errores en el TTL (time to live), por lo que las hace inmortales, y en el úniverso inteligente todo debe tener fecha de caducidad, todo debe morir.

La teoría de Valdeandemagico dice que lo que conocemos como materia, simplemente son infinitas trituradoras de infinitos tamaños, que por el efecto del giro, absorben, trituran y expulsan. Y todo lo que conocemos como vida, simplemente hablamos de maquinas moleculares artificialmente diseñadas. Y un concepto básico de la teoría del todo de Valdeandemagico es que estos fundamentos van desde lo infinitamente pequeño, a lo infinitamente grande, por lo que todo lo relacionado a las máquinas moleculares, o seres vivos, se rigen por los mismos principios de diseño, y Valdeandemagico siempre se basa en la tecnología de la información, esa teoría que nos dice que todo año se duplica la información, y esto es infalible, por lo que partiendo de esto podemos saber exactamente cuanto tiempo tardaremos en alcanzar algo.

El tema de hoy es la noticia que ha invadido todos los medios de comunicación, y por supuesto a quienes felicitamos por ello, hablamos del equipo de investigación del Vall d'Hebrón, y que habla sobre la inmortalidad de las células cancerígenas. Y que es lo que dice la teoría del todo de Valdeandemagico sobre ello, pues que si conocemos como funciona algo a una escala, podemos cambiarlo de escala, y como tenemos muy muy claro como funciona esto de la mortalidad en la tecnología de la información, pues simplemente es cambiarlo de escala y aplicarlo a otro tipo de máquinas, en este caso a las máquinas moleculares.

Hablamos que todo paquete de datos que circula por internet, debe de llevar una marquita que se llama TTL, es decir time to live, y cada vez que esta marquita pasa por un enrutador, pues se disminuye en uno, por lo que se asegura que cualquier fallo que haya en los enrutadores, al final dicho paquete se muere, es decir el TTL llega a cero, y cuando es cero, ya no puede progresar.  Si esto no fuera así, ese paquete puede que en algún momento no encuentre su destino, y esto implicaría que estaría saturando la red, la cual crecería con paquetes que no saben donde llegar. Pues bien, Valdeandemagico piensa que lo investigado por Matilde Lleonart está relacionado con exactamente ese problema, es decir todas las células, o máquinas moleculares,  tienen un TTL, el cual se va disminuyendo en uno cada vez que se replica, y si por lo que sea, empieza a haber errores en los paquetes de datos, ya es dificil identificar ese TTL, así como decodificar exactamente el destino y la causa de dicho paquete de información, por lo que tenemos una célula que hay que matar, sino lo hacemos, se ha creado el cancer. En la tecnología de la información, lo que se hace en estos casos es descartar el paquete erróneo.

Y si alguien tiene duda que simplemente somos máquinas moleculares, podemos ver este video de como funciona una pequeñita parte de la cadena de montaje. Lógicamente la ciencia actual aún es muy primitiva, por lo que de momento solo se ha llegado a ver la cadena de montaje, es como si entráramos en una fábrica de embotellar refrescos, y vemos como se va soplando el plástico para hacer la botella, como circula por cintas, luego se le pone la etiqueta de la marca, luego se llena... Pero la investiganción seguirá avanzado y llegaremos un día en el que sabremos donde está los equipos de datos, y luego cual es la señalización, y finalmente llegaremos al servidor o servidores donde está almacenado el diseño exacto que hace que al final salga la botella de coca cola, tal y como el fabricante ha diseñado. De momento, la investigación de hoy, simplemente es un pasito más hacia la busqueda de ese programa final o inicial que realmente somos.



Identifican el material genético que deja que los tumores crezcan de forma incontrolada


Un equipo de investigadoras del Vall d´Hebrón de Barcelona publica el hallazgo, que abre la puerta a concretar tratamientos para controlar y frenar los procesos cancerígenos





Fotografía del equipo de las investigadoras Ana Artero (izq.), Andrea Feliciano (c.) y Matilde Lleonart, del Vall d´Hebron Institut de Recerca de Barcelona, facilitada por la fundación BBVA. // Efe


Un equipo de investigadores del Vall d´Hebron de Barcelona ha identificado el material genético de las células cancerígenas que permite a los tumores malignos crecer de forma descontrolada, al contrario de lo que ocurre con las células sanas. La investigación, coordinada por la doctora Matilde Lleonart, financiada por la Fundación BBVA y publicada en la revista Medicinal Research Reviews, detalla las pequeñas cadenas de material genético denominadas "microARNs" que juegan un papel destacado en la inmortalidad celular.

Según esta investigación, actuar sobre ellos podría tener consecuencias en los avances de la lucha contra el cáncer. Estas cadenas de material genético, llamadas microRNAs –y de función casi desconocida–, son capaces de regular la expresión de otros genes, por lo que la caracterización de estas cadenas abre una vía para erradicar los procesos malignos. Esto se explica porque el bloqueo de su función podría inducir la senescencia de las células tumorales.

El estudio indaga en el envejecimiento de las células y la inmortalidad de éstas, partiendo de la premisa que la característica que hace que las células tumorales sean tan nocivas es precisamente esta capacidad de ser inmortales, ya que no envejecen ni se autoeliminan, contrariamente al comportamiento de las células sanas.

Por eso, las células crecen sin control y son tan malignas, de modo que uno de los retos de este grupo ha sido identificar los microRNAs que hacen posible esta inmortalidad. Actualmente se conoce que más de un tercio de todos los genes de nuestro genoma se regulan mediante microRNAs.

Concretamente, el trabajo del VHIR tiene el objetivo de caracterizar los microRNA terapéuticos para erradicar los procesos malignos, y para ello sus investigaciones están centradas preferentemente en la introducción de la senescencia prematura celular como mecanismo antitumoral. Concretamente, este grupo ha llegado a identificar hasta 28 microRNAs capaces de escaparse de los mecanismos de la senescencia y, en consecuencia, mantener el potencial proliferativo celular y otorgar inmortalidad a la célula.

"La característica más notable de este hallazgo es que los microRNAs específicos de células madre han sido capaces de evadir la senescencia con mayor efecto biológico que el resto de los microRNAs conocidos, induciendo así esta inmortalización", explicó la doctora Matilde Lleonart, coordinadora del estudio. Este hecho, aparte de afianzar la teoría de las células madre tumorales (CSCs, en sus siglas en inglés) como células originarias del cáncer y además responsables de "alimentar" el tumor, plantea un enfoque terapéutico dirigido contra aquellos microRNAs específicos de células madre tumorales CSCs. "De esta forma -añade Lleonart- no sólo seríamos capaces de actuar inhibiendo la capacidad inmortal de las CSCs de dicho tumor ´in vivo´, sino que, además, éstas podrían revertirse a células senescentes".