Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

lunes, noviembre 07, 2011

Ya conocemos 2000 pulsares, o estaciones base de transmisión en el espacio


 Según la teoría del todo de Valdeandemagico, los pulsares son las estaciones base de esa dimensión superior a nosotros, que es la parte de Universo Inteligente a la cual pertenecemos. Y de momento, ya hemos detectado 2000 estaciones base transmisoras.

Siempre hemos dicho que el cerebro nuestro, funciona igual que el del ser inferior, que es la célula, e igual que el del ser superior, que es el Universo Inteligente. Pues bien, las antenas transmisoras de las células, funcionan de una forma similar a las antenas de nuestro cuerpo, las cuales funcionan parecidas a las antenas que instalamos en nuestros tejados, las cuales simulan el funcionamiento de las antenas del universo inteligente. Y hoy toca la noticia de que ya se han localizado 2000 de esas antenas del universo inteligente, 2000 pulsares.

Es decir, si para que nuestros teléfonos móviles estén constantemente conectados, necesitamos instalar muchas estaciones base, estratégicamente distribuidas, pero con una ley estatal para todo el mundo, donde a partir del 2015 debe de haber cobertura universal, es decir todo el mundo debe de tener acceso a la nube, al universo digital que hemos construido. Pues exactamente igual está el Universo Inteligente, está lleno de estaciones base, o Pulsares, que estratégicamente situados, dan cobertura a todo los lugares donde existen máquinas moleculares.


Detectan el púlsar de milisegundo más brillante descubierto hasta ahora

La estrella de neutrones estaría girando en un grupo globular ubicado en la constelación Sagitario, a aproximadamente 27.000 años luz de la Tierra



NASA/ESA/I. King (University of California, Berkeley)

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto, con la colaboración del telescopio Fermi, el púlsar de milisegundo más brillante detectado hasta ahora dentro de un grupo de cientos de miles de estrellas que orbita nuestra galaxia, según publicó hoy la revista Science.
El profesor Paulo Freire, del departamento de radioastronomía del Instituto Max Planck en Bonn (Alemania), y su equipo han detectado el pulsar J1823-3021A girando en un grupo globular ubicado en la constelación Sagitario, a aproximadamente 27.000 años luz de la Tierra.
El púlsar es una estrella formada por neutrones que emite radiación periódica, que posee un intenso campo magnético, gira con periodos de rotación que van desde el milisegundo a unos pocos segundos.
Se trata del púlsar de milisegundo más joven y con el campo magnético mayor registrado hasta ahora, además del más distante detectado con rayos gamma, señaló Freire en declaraciones a Efe.
Al principio, Freire y sus colegas creyeron que las intensas emisiones de rayos gamma emanaban de una población de púlsares de milisegundo, que solo habían sido detectados antes en ondas de longitud de radio, localizadas dentro del grupo globular.
Detectan el púlsar de milisegundo más brillante 
descubierto hasta ahoraNo obstante, tras una inspección más cercana con el telescopio espacial de rayos gamma Fermi se dieron cuenta de que la emisión de rayos gamma del grupo estaba dominada solo por ese púlsar.
«Ya se conocían de observaciones de radiotelescopios, los púlsares normalmente brillan mucho en los telescopios de ondas de radio pero ahora con el telescopio Fermi hemos descubierto varios como éste en rayos gamma», señaló.

2.000 pulsares en radio

Según dijo, se conocen alrededor de 2.000 púlsares en radio. Antes del lanzamiento de Fermi se conocían sólo 6 púlsares en rayos gamma y ahora han detectado más de 100.
Muchos de los descubrimientos de Fermi usan los datos de los telescopios de radio para saber cuál es el tiempo de rotación del pulsar para detectarlo en rayos gamma.
Sus hallazgos sugieren que «estos pulsares de milisegundo pueden ser mucho más energéticos de lo que indican las teorías que teníamos hasta ahora» y que pueden existir más con estas características en el resto de la galaxia.
«Tenemos una teoría de cómo se forma (un púlsar), pero no nos permite explicar por qué (éste) es tan energético y tiene un campo magnético tan intenso» señaló Freire, que aseguró que se trata de un objeto «realmente extraordinario».
Los investigadores apuntan a que al menos, en grupos globulares, parecen estarse formando otros pulsares de milisegundo a tasas similares de rotación y, según adelantó, su equipo ya ha detectado el segundo

El Hubble descubre el disco que rodea un agujero negro

Imagen captada 
por el telescopio del entorno del agujero negro. | NASA Imagen captada por el telescopio del entorno del agujero negro. | NASA
La Universitad de Valencia (UV) ha logrado identificar de forma directa con una técnica pionera las características del entorno de un agujero negro gracias a las imágenes del telescopio espacial Hubble de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA). El coordinador de esta investigación, José Antonio Muñoz, ha explicado que la técnica empleada para realizar esta medición "no se podía poner en práctica hasta hace muy poco".
Este profesor del Departamento de Astronomía y Astrofísica dirige un equipo integrado por cinco investigadores procedentes del Instituto de Astrofísica de Canarias, la Ohio State University y el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics.
Sus resultados, publicados en la revista 'The Astrophysical Journal', han sido fruto del trabajo desarrollado durante mucho tiempo, por un equipo pionero en la utilización de una técnica que emplea lentes gravitatorias para obtener 'información directa' sobre los agujeros negros.
A través de la medición del tamaño y las temperaturas, los investigadores han podido conocer las propiedades del 'disco de acreción', una estructura circular que se forma en una galaxia alrededor de un agujero negro central supermasivo (con una masa de millones o miles de millones de masas solares) al que alimenta y por el que es atraído al mismo tiempo.
Estas observaciones, que se realizan a diferentes longitudes de onda, muestran un nivel de precisión equivalente a la detección de granos de arena en la superficie de la Luna. Aunque los agujeros negros son invisibles, pueden generar a su alrededor fenómenos muy brillantes, como en el caso del 'disco de acreción', que es engullido por el agujero negro central debido a su enorme fuerza gravitacional y produce un brillo mucho mayor que el de la propia galaxia que lo hospeda.

Método innovador

Según Muñoz, los quásares se encuentran a miles de millones de años luz de distancia, lo que implica que "su tamaño aparente visto desde la Tierra es tan pequeño que probablemente nunca habrá un telescopio lo suficientemente potente como para ver su estructura directamente".
El equipo ha usado un método innovador para estudiar el quásar basado en el efecto de la lente gravitatoria: la gravedad de una galaxia situada entre el quásar y la Tierra curva los rayos de luz y, en consecuencia, produce el espectacular fenómeno de las imágenes múltiples.
En el caso estudiado se forman dos imágenes del mismo quásar pero, a su vez, cada imagen es amplificada de nuevo por la gravedad de estrellas individuales en la galaxia. De este modo, midiendo cómo varía este aumento del brillo en diferentes longitudes de onda se puede determinar el tamaño del 'disco de acreción', como también su variación con la temperatura.
Los expertos midieron un tamaño para el 'disco de acreción' entre cuatro y 11 días-luz de diámetro (aproximadamente de 100.000 a 300.000 millones de kilómetros), utilizando un método que "tiene un gran potencial para una mayor precisión en el futuro", según el astrónomo.
"Todavía no entendemos bien las propiedades físicas de los quásares. Por lo tanto, esta técnica abre una nueva ventana que ayudará a comprender la naturaleza de estos objetos", ha concluido el investigador.

No hay comentarios: