Según valdeandemagico, la pirámide de Keops medía la estabilidad magnética del planeta tierra (además de temperatura, vientos, movimientos sismicos...)y mandaba dichos datos al espacio. La camara del Rey, era el amplificador fractal, cuya señal portadora (1.42 Ghz) salía por los conductos de ventilación. Todas las medidas de canalizaciones, cámaras y demás están relacionadas con las ondas electromagnéticas que por ahí viajaban.

domingo, diciembre 18, 2011

La V es la unidad básica de información para la creación de la vida

 Según la teoría del todo de Valdeandemagico, la V es la unidad básica de información en el diseño de las máquinas moleculares, y dice eso porque la V es lo que representa la molécula de agua, ya que la teoría del todo de Valdeandemagico dice que el dipolo molecular del agua, es la unidad base de información en lo que llamamos vida.

Con información, se va modulando este dipolo, y así se van creando estructuras que al final del todo crean  la vida.
Dipolo molecular del agua, unidad básica según Valdeandemagico

La gran diferencia entre la teoría del todo de Valdeandemagico y el resto radica en que para nosotros debajo de la física se encuentra la información. Es decir, todo lo que es vida, es puro diseño artificial.

Aquí exponemos a lo máximo que puede llegar un científico hoy en día, y vemos que para nada habla de la información, y sin embargo para Valdeandemagico es la base de la creación.

 


La teoría del todo de Valdeandemagico piensa que el diseño de la escritura es igual al usado en el diseño del dipolo agua


"Quizá nuestro cerebro sea un ordenador cuántico"


Los tres cerrojos

Fernández-Vidal ha trabajado en el acelerador de partículas del CERN, artefacto que hace aflorar las primeras partículas del universo. También ha trabajado en Los Álamos en experimentos para desentrañar la esencia de la materia... “De allí salió la bomba atómica: reflexioné sobre la responsabilidad del científico...”, comenta. Sus investigaciones son teóricas, pero ayudarán a intuir cómo funciona el cosmos, hecho en un 5% de materia... “y el resto, de energía y materia oscuras”. Hablar hoy con un científico puntero es como tratar con un mago delirante. Para digerir esos arcanos, Fernández-Vidal publica el ameno relato La puerta de los tres cerrojos (Narrativa Singular, en catalán en La Galera).
MÁS INFORMACIÓN
¿De qué está hecho todo?
 De quarks y electrones.

¿Todo?
Todo.

¿Y de dónde vienen?
Del big bang.

¿Y dónde estaban antes?
  No hay antes: tiempo y espacio comienzan ahí.

Cuesta pensarlo.
Podemos teorizar una sístole-diástole de universos, o constantes big bangs en múltiples dimensiones...

¿Qué es un quark? ¿Y un electrón?
Las partículas más elementales de la materia: el núcleo del átomo está hecho de protones, y los protones están hechos de quarks.

¿Y los quarks?
Son partículas vibrantes. Las hay de diversos tipos, algunas muy raras, siendo dos las más comunes: Up y Down.

¿Y los electrones? Partículas que son corpúsculo y onda: orbitan en torno al núcleo. Si el núcleo del átomo fuese una canica en el centro de un estadio de fútbol, ¡el electrón sería la cabeza de un alfiler orbitando por las gradas!

¡Buf, qué distancias!
Sí, el átomo es casi vacío. La materia es una suerte de vacío, una tensión energética.

Así, la materia es casi una ilusión...
Y las propiedades de las partículas subatómicas desafían la lógica de la física clásica.

¿Qué propiedades son esas?
Una partícula está aquí y allí ¡a la vez! Todas están… en todas partes a la vez. Entrelazadas con todas. Y una partícula se teleporta: su estructura puede pasar instantáneamente a otra. Como estar vivo y muerto a la vez.

¿Perdón?
Las partículas elementales ignoran el espacio- tiempo.

Es un desafío para la lógica racional...
Pero nuestro cerebro puede pensar también con lógica cuántica: la fantasía, la imaginación, la intuición, los sueños, la magia... ¡son también funciones neuronales nuestras!

¿La física cuántica explicará un día fenómenos extrasensoriales, la telepatía...?
 Inspirará vías de comprensión, propondrá algunas explicaciones desde otra lógica no mecanicista. Entretanto, la ciencia ya estudia la neurología de las emociones, cómo se transmite la información cerebral...

¿Y?
Los microtúbulos neuronales y su entramado en malla pueden ser mecanismos cuánticos en nuestro cerebro. ¡Tu cerebro, máquina cuántica! Quizá llevemos sobre los hombros un ordenador cuántico sin saberlo.

¿Estamos ante un salto científico?
  Ante un cambio de paradigma. La física clásica escrutaba la realidad como si fuera algo externo y objetivo, buscándole una explicación mecanicista y determinista...

¿Cómo ve la realidad la física cuántica?
  ¡Como un continuo del que nuestra conciencia no está separada! Así, en el momento en que te pones a observar esa realidad subatómica… ¡la estás ya modificando!

¿Cómo es eso?
  La conciencia del observador interfiere en el comportamiento de las partículas elementales, que reaccionan a la observación. Así, si esperas que una partícula subatómica se comporte como onda, ¡lo hace! Y si esperas que lo haga como corpúsculo, ¡lo hace!

¿Conclusión?
Que la ciencia no puede ya afirmar: “La realidad es tal verdad objetiva”. Hoy debe decir: “La realidad no es tal verdad fija y objetivable, es voluble y cambiante al observarla”.

Pero sólo a escala subatómica, no a escala macroscópica...
Por eso, un gran desafío de la ciencia actual consiste en conectar ambos ámbitos de la física, unificarlos.

¿Con qué implicaciones?
  Habrá que aceptar que la lógica racional no va a poder explicarlo todo. Habrá que aceptar la maravilla de la contradicción... que responde a otra lógica.

¿Cuándo nació la física cuántica?
  Hace ya un siglo, con Einstein, y luego Planck, Böhr, Schrödinger y su gato...

¿A qué gato se refiere?
Planteó un experimento especulativo: metes un gato vivo en una caja opaca con dos agujeritos, a los que lanzas un electrón. Si pasa por el de la derecha, libera un veneno y el gato muere. Si pasa por el de la izquierda, no hay nada y el gato vive. ¿Y qué hace el electrón? ¡Pues pasa por los dos a la vez! Así, ese gato... ¡está vivo y muerto a la vez!

¿Y de qué sirve todo esto?
  Está empezando a aplicarse como técnica de encriptación. En cuanto intentes descifrar un código, este se modificará: ¡será imposible de desencriptar!

¿Podría la física cuántica, por ejemplo, explicar la virtualidad de la homeopatía?
Sugerirá, al menos, caminos nuevos que explorar.

Ser científica y física cuántica, ¿afecta a su manera cotidiana de ser?
Sí, en tres aspectos: uno, me induce a pensar de modo más creativo, lateral; dos, me impulsa a actuar sin victimizarme, a construir mi realidad; y tres, me ayuda a sentir que estamos todos entrelazados.

¿Comprenderemos mejor el funcionamiento del universo con todo esto?
  Es lo que anhelan los artistas, los místicos y los científicos: anhelamos lo mismo... Y cada día nos parecemos más.

¿Demostrará la física cuántica la existencia de Dios?
  Defíname Dios y entonces hablamos.

 

Molécula magnética

Crean una molécula magnética para fabricar ordenadores cuánticos

Investigadores españoles desarrollan un material para una de las piezas fundamentales de estos dispositivos: la puerta lógica cuántica


En el marco de una investigación liderada por el CSIC, un equipo de investigadores españoles ha conseguido desarrollar una molécula magnética capaz de comportarse como una puerta lógica cuántica, a través de una reacción química. Este avance supone que se podrá fabricar una de las piezas fundamentales de los ordenadores cuánticos, aparatos que se espera resuelvan mucho más rápido que los ordenadores tradicionales determinados problemas, que agilicen las búsquedas en bases de datos y que aumenten enormemente la seguridad informática.



Chip fabricado en otro ámbito, por D-Wave Systems Inc., diseñado 
para operar como procesador cuántico. Fuente: Wikimedia Commons.
Chip fabricado en otro ámbito, por D-Wave Systems Inc., diseñado para operar como procesador cuántico. Fuente: Wikimedia Commons.
En el marco de una investigación liderada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se ha logrado desarrollar una molécula magnética capaz de comportarse como una puerta lógica cuántica, a través de una reacción química.

Este avance es una de las aproximaciones "más sencillas y eficientes" de crear una de las piezas fundamentales para la fabricación de los ordenadores cuánticos.

Componente básico del ordenador cuántico

Las computadoras cuánticas y las tradicionales requieren los mismos componentes básicos: las puertas lógicas y las unidades de memoria. La diferencia es que las piezas del ordenador cuántico deben ser capaces de presentar los dos estados del código binario de forma simultánea, según las leyes de la física cuántica.

La función de las puertas lógicas consiste en ejecutar órdenes sobre la información almacenada en las unidades de memoria. En computación cuántica, cada puerta debe estar formada por dos componentes diferentes y acoplados entre sí.

"El problema reside en que la naturaleza tiende a crear estructuras simétricas", explica el investigador del Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (INA), del CSIC y de la Universidad de Zaragoza, responsable de la investigación, Fernando Luis.

Esfera de Bloch que representa un qubit, bloque de construcción 
fundamental de los ordenadores cuánticos. Fuente: Wikimedia Commons.
Esfera de Bloch que representa un qubit, bloque de construcción fundamental de los ordenadores cuánticos. Fuente: Wikimedia Commons.
Para solucionarlo, el equipo de Luis ha desarrollado una molécula asimétrica compuesta por dos átomos de Terbio. Aunque dichos átomos son iguales, en esta molécula se encuentran encapsulados en dos corpúsculos orgánicos diferentes.

Luis señala que "de esta forma, cada uno de ellos presenta propiedades magnéticas distintas, por lo que la molécula cumple los requisitos de una puerta lógica cuántica".

Seguridad cuántica

Según el investigador del CSIC, la creación de esta molécula a través de una reacción química "es la más barata, eficiente e inteligente de las que existen hasta este momento".

Aunque ésta no es la primera vez que se desarrolla una puerta lógica cuántica, "las logradas hasta el momento requieren técnicas complejas y condiciones muy específicas, mientras que ésta es estable en estado sólido, y una sola reacción da lugar a millones de ellas", añade.

El esfuerzo para lograr un ordenador cuántico está justificado por las posibilidades que este nuevo tipo de computación será capaz de ofrecer. El hecho de que estos dispositivos puedan manejar dos posibilidades de forma simultánea "permitirá resolver mucho más rápido problemas a los que un ordenador convencional debe dedicar mucho tiempo o que incluso es incapaz de solventar", explica el investigador Luis. "También agilizará las búsquedas en bases de datos".

Una de las ventajas fundamentales de los ordenadores cuánticos está relacionada con la seguridad. Luis comenta: "Una de estas computadoras podrá descifrar cualquier clave cifrada por un ordenador convencional al tiempo que una clave creada por uno cuántico será indescifrable por cualquier otro".

El desarrollo de esta molécula, que ha sido publicado en la revista Physical Review Letters, ha contado con la participación de investigadores del Departamento de Química Inorgánica de la de la Universidad de Barcelona y del Instituto de Nanociencia de Aragón de la Universidad de Zaragoza.


El primer ordenador cuántico del mercado

Una empresa asegura haber lanzado este monstruo de la informática, capaz de realizar la llamada «optimización discreta»

Día 19/05/2011 - 13.19h
El estado actual de desarrollo nos revelaba que todavía estábamos a un mínimo de medio siglo de crear un ordenador cuántico completamente funcional. Por esa razón, es natural tomar con pinzas a esta noticia, pero aparentemente la gente de D-Wave ha lanzado al mercado el primer ordenador cuántico comercial. Este monstruo posee un procesador capaz de realizar la llamada “optimización discreta”, una operación aplicable en la solución de problemas de optimización muy específicos. En otras palabras, sólo un muy selecto grupo de personas podría estar interesado en este sistema, y no, no creemos que pueda correr al Crysis...
El primer ordenador cuántico
 del mercado
D-Wave One, todavía un misterio
Personalmente, cada vez que leo la frase “ordenador cuántico”, se me pone la piel de gallina. Es decir, requiere mucho más que pensamiento abstracto. La informática actual nos habla de estados bien definidos. Un transistor puede estar encendido o apagado. Un bit puede ser cero o uno. Pero un bit cuántico, conocido como qubit, podría ser cero, uno, ambos o ninguno, todos al mismo tiempo. Y ahora, traigamos ante nosotros la idea de un procesador de 128 qubits dentro de un ordenador que acaba de ser lanzado al mercado. La gente de D-Wave ha anunciado oficialmente el lanzamiento del D-Wave One, considerado como el primer ordenador cuántico comercial, según publica Forbes. La magia (un término que probablemente haga escupir bilis a físicos teóricos) está a cargo del procesador antes mencionado, cuyo nombre código es Rainier.
Básicamente, el D-Wave One se comporta como un sistema muy especializado. Lo único que puede hacer es una operación matemática conocida como optimización discreta, utilizada sobre diferentes problemas de optimización que puedan existir en una aplicación, mientras que el “resto” del código se ejecuta en sistemas más convencionales. Algunas de las aplicaciones que la gente de D-Wave ha mencionado para su nuevo ordenador hablan sobre inteligencia artificial. El D-Wave One debería ser capaz de lidiar con cualquier sistema de inteligencia artificial que pueda ser convertido (o mejor dicho, “traducido”) a un Campo Aleatorio de Márkov, entre otras cosas.

Colgado y funcionando...

Si tienes razones para dudar de estas declaraciones por parte de D-Wave, debes saber que no eres el único. La compañía ha sido criticada durante los últimos años por varios expertos. No sólo hacen de la computación cuántica algo extremadamente complejo de interpretar, sino que además no parecen estar de acuerdo en el asunto. Pero regresando al ordenador de D-Wave, ni siquiera tiene un precio oficial publicado, por lo que asumimos que será realmente costoso. Aún con este ordenador en el mercado, estamos convencidos de que un ordenador cuántico todavía se encuentra a muchos años de nuestros escritorios, si es que en algún momento logra llegar. Después de todo, si hacemos caso a lo que hemos visto hasta aquí, un ordenador podría estar colgado y funcionando al mismo tiempo...